Y los más estilosos son…

Y los más estilosos son…

Todos los años, la revista GQ, biblia del estilo masculino, saca su ranking “10 most stylish men”. Hombres que combinan estilo personal, vanguardia, elegancia e innovación en medidas variables. En su edición de marzo, 10 afortunados son elegidos como los más estilosos, cosa que es, por supuesto, tan discutible como los ranking de sus contrapartes femeninas. Por ahora, éstos son los nombres de los hombres más fabulosos que han sido revelados:


Este año, el elegido de la crítica como el hombre más estiloso, es el cantante de 28 años Justin Timberlake. Su capacidad de innovar, de tomar riesgos, de verse juvenil y elegante; y sobre todo, la influencia que su estilo personal a tenido en la cultura popular fueron premiados con el primer puesto. Su combinación de zapatillas, cuero, chalecos sin mangas, trajes de diseñador y sombreros con actitud ha conquistado a los entendidos y han influido a una generación de antiguos -y nuevos- fans. Yo, personalmente, admiro el estilo de Justin porque se desligó completamente de su atroz look noventero y pasó a ser un hombre adulto con estilo en un movimiento genial de marketing, aunque creo que darle el primer puesto es una exageración.

El año pasado el productor musical Mark Ronson fue elegido dentro de los 30 mejores vestidos por GQ. Este año, sube derecho al segundo puesto. Su estilo, que podemos resumir como una combinación entre el Mod de los sesenta, algo de Punk de los setenta y actitud moderna fue premiado por su novedad e influencia. En pocas palabras, Mark Ronson es el epítome de lo cool, y su cualidad de trendsetter se nota en sus prendas fetiches: Los trajes ajustados de un solo botón, que moderniza a través de telas brillantes, estampados divertidos y colores fuertes.

Por supuesto, alguien que represente al mundo de la moda no podía faltar dentro del grupo de mejores vestidos, y el elegido esta vez es el fotógrafo de moda inglés Alexi Lubomirski (uno de mis favoritos) fue condecorado con el tercer puesto. No es el más innovador del grupo, pero este guapo de mamá peruana y papá polaco se las arregla para verse siempre como un modelo masculino, puede ser con un traje carísimo o con una simple combinación de jeans y camisa. Simple, pero sofisticado, siempre impecable.

Otros hombres que han sido mencionados en la lista distan mucho de tener a la simplicidad como valor, como es el caso de Kanye West. Pocas veces Kanye pasa desapercibido y a pesar de que ha tenido sonadas caídas (como el disfraz de Pimp con que se vistió para la gala de los Grammy en el 2007), ha impuesto un estilo tan reconocible y tan ligado a su propia personalidad que es imposible no nombrarlo entre los mejores vestidos. Riesgo, diversión y espíritu lúdico definen las elecciones de este productor y músico, conceptos que no sólo se transmiten a su ropa sino a todo lo que lo rodea. Todos mis respetos para él.

Otro elegido ligado a la música es el rapero T.I. Ayudado sin duda por el hecho de ser bien guapo, T.I es poseedor de un estilo muy ligado al hip hop clásico, pero personalmente prefiero cuando pone sus energías en vestirse más formal. Mantiene su frescura mediante el uso obsesivo de accesorios con onda, como lentes de sol, pañuelos y joyas. En los últimos Grammy se vio impecable y distinto con un smoking con corbata desanudada, como si viniera saliendo de un matrimonio.

El representante de Hollywood es el joven actor Jason Schwartzman, quien es el ejemplo perfecto de un hombre que convierte sus fallas en ventajas. A pesar de no ser un Adonis como otros actores de su generación, él se las arregla para verse distinto y con onda sin dejar de verse adecuado. El rasgo más distintivo de Schwartzman es la capacidad de vestirse elegante pero siempre bajar un tono a esa elegancia, por lo tanto siempre tiene algo colegial en él, cosa que suena horrible, pero que en la práctica le permite usar trajes y nunca verse empaquetado o poco auténtico. Puede ser su melena mal cortada, o la obsesión con las zapatillas, cosas que en general yo no admiraría pero que en él resultan viéndose adorables.

El mundo del lujo y el poder se ve representado por el empresario hotelero André Balazs. Este millonario húngaro, frecuente asistente a las fiestas más glamorosas de Nueva York, se sale del molde con sus trajes brillantes y su bronceado eterno.

Para ver estilosos restantes habrá que esperar un poco. Pronto serán revelados en la revista y en la página de GQ.com junto a los tips de moda más importantes y una producción de fotos a todo lujo. ¿Quienes serán los que completan el grupo?¿Quienes deberían estar?, ¿Quién falta y quién sobra en esta lista? Les dejo la palabra a ustedes.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta