Mood Boards: La importancia de traducir las ideas en colecciones de moda

Mood Boards: La importancia de traducir las ideas en colecciones de moda

Crear una colección requiere de bastantes recursos, dentro de los cuales destacan las buenas ideas y la creatividad. Sin embargo, para que esas ideas lleguen a puerto se hace necesario un trabajo de organización y visualización de la información y las sensaciones que se quieren trasmitir a través de estas prendas. En este contexto es que el Mood Board ha ganado un espacio en el mundo del diseño de vestuario, gráfico e industrial, convirtiéndose en una herramienta fundamental del proceso creativo en estas áreas y que en este artículo les queremos presentar.

A grandes rasgos el Mood Board es una herramienta que permite al diseñador y su equipo aterrizar las ideas, sensaciones e inspiraciones que hay tras una colección para darle una forma concreta. En concreto es un collage de referentes de inspiración que se realiza en el proceso de diseño de una colección y que permite darle una posibilidad de forma a los conceptos que se encuentran tras ésta, razón por la cual la presencia de imágenes es fundamental. Fotografías, muestras de telas y colores, bocetos y palabras claves son solo algunos de los clásicos elementos que se pueden encontrar en estos collages a gran escala.

La realización de un Mood Board se da principalmente por tres caminos: por medio de un trabajo de investigación previo que lleva a un concepto o fundamento, a través de un ejercicio de levantamiento de tendencias, o bien escogiendo un tema que remueva a nivel visceral al diseñador. Este ejercicio finalmente es el que guía el proceso de diseño y del cual se desprenden cuatro elementos fundamentales que constituirán la próxima colección: forma, color, textura y detalle (avíos).

La popularidad de esta herramienta de trabajo radica en que permite al diseñador comprender visualmente sus diseños, además de aterrizar sus ideas a un concepto claro, experimentar con él, realizar las modificaciones pertinentes y trasmitirlas a su equipo de trabajo. Así, el Mood Board se plantea como una alternativa que permite traducir el mundo interno del creativo, darle materialidad y trabajar sobre él para generar finalmente una colección coherente, fuerte y con sustento. No son pocos los diseñadores y marcas que hoy en día trabajan bajo esta modalidad y en donde destacan nombres como el de Michel Kors, Zac Posen, Narciso Rodríguez, Anna Sui, entre otros.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta