H&M y la línea Williamson

H&M y la línea Williamson

El jueves 23 de abril llegó a las tiendas de H&M la línea del diseñador Matthew Williamson. Y aunque las filas fuera de las sucursales no eran tan grandes y la multitud no era tan basta, igual se acabaron muchas de las prendas.

Para la primavera boreal, H&M está corriendo riesgos. No sólo se atrevió a lanzar al mismo tiempo en 200 tiendas la colección de primavera de un diseñador, sino que se guardó un as bajo la manga. El próximo 14 de mayo la cadena pondrá en venta en todas sus tiendas -que son 1.700- la línea más popular de Williamson, que se compone de 25 prendas masculinas y 30 femeninas. Además, traerá accesorios como bikinis, lentes, flip-flops, bolsos de playa, pareos y toallas.

“En los primeros 11 minutos, la mitad de las prendas ya estaban vendidas”, dijo Jennifer Uglialoro, una de las voceras de H&M, que se encontraba en uno de los locales de Nueva York. Alrededor de las 10 a.m., ya casi no quedaba nada de la colección de Williamson.

“Se suponía que iba a durar mucho más”, se justificaba Uglialoro.

Ella especula que la colección se vendió tan rápido debido a su tamaño, que traía solo 20 prendas y muy pocos accesorios. La última colaboración, con Comme des Garçons, tenía entre 25 y 30 piezas más accesorios para mujer y la misma cantidad para los hombres.

La colección de Williamson se ofreció en ocho tiendas de Estados Unidos: tres de Manhattan, una en Los Ángeles, San Francisco, Chicago, Boston y Atlanta.

“No fue un ‘wow'”, dijo una de las vendedoras del H&M de la 5ª avenida con 51st Street. “No fue intenso. Definitivamente no fue tan impresionante como los arribos de los diseñadores durante el otoño. Ni siquiera hubo las peleas que siempre se dan por las prendas”.

Menos caos significa que no hubo gente quitándose la ropa de las manos, desnudando maniquíes y acosando a las vendedoras para que les trajeran más prendas desde bodega.

La colección cuyos fuertes son la cachemira, el cuero, las lentejuelas y los bordados, tenía precios que iban desde los US$ 49,90 ($30 mil pesos) para los shorts hasta los US$ 349 ($206 mil pesos) para un vestido. La estola larga y el outfit que se muestra en la campaña -un traje largo con una chaqueta biker- fueron los primeros artículos en agotarse.

 

El diseñador británico, que mostró su colección en la New York Fashion Week, no es un nombre asociado a una casa de moda y es menos identificable que otros colaboradores de H&M como Karl Lagerfeld, Stella McCartney y Roberto Cavalli. “Matthew Williamson posee mucha influencia en la industria de la moda, pero para los consumidores, no es tan conocido”, comenta Uglialoro. “Está al mismo nivel que Victor & Rolf”, cuyos diseños estuvieron en H&M en noviembre de 2006.

Eso sí, Williamson destaca por haber hecho campaña entre las celebridades de Hollywood. En abril, Katy Perry usó el vestido “peacock” (pavo real) para una de las fiestas de H&M en Nueva York, y Nicky Hilton hizo lo propio Las Vegas, mientras Ginnifer Goodwin fue sorprendida usando el vestido “sequin painterly” en L.A.

Nicky Hilton y Katy Perry

Ginnifer Goodwin

 

* Fuente: http://www.wwd.com

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta