Charles Frederick Worth: El primer diseñador de alta costura de la historia

Charles Frederick Worth: El primer diseñador de alta costura de la historia

El inglés Charles Frederick Worth (1825-1895) es considerado el primer diseñador de alta costura del mundo. ¿Pero qué lo hace merecedor de este título?

Antes de Charles Frederick Worth todo era muy distinto en el mundo de la moda. Quienes tenían el poder adquisitivo para hacerlo, acudían a costureros para que les confeccionaran los voluptuosos vestidos usados en la época, pero estos vestidos no tenían el sello personal del costurero.

Frederick Worth partió como un aprendiz en la industria textil londinense, tras 7 años de formación decide que París era el lugar donde debía vivir, uniendo la técnica del corte ingles con la elegancia propia de los franceces. Fue entonces que todo comenzó.

El inglés empezó a considerarse a sí mismo una celebridad, firmando los vestidos que confeccionaba como si fueran obras de arte. Fue el primero en hacerlo, creando un nuevo concepto en la época: el “Couturier” (modisto).

El acto de firmar sus diseños, que a muchos les puede parecer un acto pequeño, hizo un gran cambio en la época: Feredrick Worth decidía cómo serían los vestidos que usarían sus clientas, dejando de ser solo un costurero.

En 1858 funda su propia casa de moda en la Rue de la paix en París. Aquí fue cuando empezó muchas de las prácticas del mundo de la moda que se hacen hasta hoy.

Como una manera de vender más, decidió que empezaría a mostrar sus creaciones, haciendo una colección al año. Así es como empezó la práctica de hacer colecciones de temporada: una idea que revolucionó la época y que los actuales diseñadores siguen hasta hoy.

El paso siguiente fue empezar a vestir a las “famosas”. Fue así como dos emperatrices, Isabel de Austria y Eugenia, la esposa de Napoleón III, se hicieron fanáticas de sus diseños y cuando las retrataban lo hacían usando un diseño de Worth. Este hecho trajo aún más fama al diseñador.

Uno de los grandes cambios que hizo en los diseños de la época fue reducir la crinolina, de modo que las faldas caían de forma plana adelante y el volumen se lo daba la parte trasera.

Entre otras cosas, Worth crea la Chambre de la Couture Parisienne: criterios específicos que un diseñador debía cumplir para poder llamarse un “Couturier”. ¿Y quién mejor para hacer esta guía que el primer “Couturier” del mundo?



Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta