Los trajes de los Oscars 2015

Los trajes de los Oscars 2015

Blanco, negro y rojo; esos fueron los colores que primaron sobre la alfombra roja de los Oscars 2015. Lo cierto es que la premiación más famosa del cine y según la experiencia, más glamorosa de todas, nos decepcionó un poco este domingo 22 de febrero ya que la simpleza y el minimalismo, no solo en colores sino también en siluetas, primó bastante sobre las asistentes. Por ejemplo, Cate Blanchett siempre se luce a pesar de todo, y en esta oportunidad había anunciado que llevaría un Maison Margiela confeccionado por John Galliano. El resultado: un largo traje negro adornado con un collar turquesa que bien podría servir para cualquier otra oportunidad, menos los Oscars.

Dentro de las elecciones favoritas de los asistentes, Dakota Johnson en un rojo sencillo pero muy elegante de Saint Laurent y Margot Robbie en un vestido negro que a varios les recordó a Elvira Montana de “Scarface” fueron dos puntos altos de la noche. Rosamund Pike esta vez acertó en un ajustado y perfecto modelo rojo Givenchy para su silueta. Lady Gaga contó con la ayuda exclusiva de una leyenda como Azzedine Alaïa, pero los guantes rojos le jugaron una mala pasada y Scarlett Johansson se adueñó de la sensualidad con un raro color verde en Atelier Versace.

Por otro lado, las famosas que usualmente destacan sobre las pasarelas de importantes premiaciones esta vez decepcionaron un poco: Julianne Moore en un precioso vestido Chanel, pero de color tan deslavado que no la hacía sobresalir; Jessica Chastain con un color navy Givenchy que tampoco destacó de mayor manera; Keira Knightley en un vaporoso Valentino de olvidable estilo.

Lupita Nyong’o se trasladó al lado más exótico y elegante de todos sintonizando con un look años ’20 y Prince al mismo tiempo, en un vestido confeccionado con más de 6.000 perlas por Francisco Costa y su equipo tras Calvin Klein, sin decepcionar. Behati Prinsloo y Adam Levine encantaron vestidos de Armani Privé, mientras Naomi Watts también llevó un estilo de esa marca con una original idea pero en texturas que parecían ladrillos de casa. Emma Stone usualmente pone el estilo de alta costura en jaque, pero ahora se conformó con un dorado Elie Saab, mientras otras de negro y blanco incluyeron a Sienna Miller en Peter Copping para Oscar de la Renta y Reese Whiterspoon en Tom Ford que más parecía Balenciaga.

Por otro lado, la ganadora del Oscar a Mejor Actriz Secundaria, Patricia Arquette, marcó la cuota de diferencia al desligarse de los grandes nombres de diseñadores de trajes de gala y escoger un vestido en blanco y negro confeccionado por una amiga personal, llamada Rosetta Getty.

 

Fotos: Zimbio, ThefashionSpot.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta