Oda al cuello Peter Pan

Oda al cuello Peter Pan

Elegante, redondo y femenino, el cuello Peter Pan es una terminación que ha vuelto a salir del clóset de las mujeres que se atreven a combinar estilos antiguos con moda actual. Desde Alexa Chung, hasta Zooey Deschanel, rostros que podrían considerarse embajadores de la prenda debido a sus distintas apariciones en televisión y street wear, hoy el cuello Peter Pan se ha vuelto un imprescindible de las blusas y vestidos femeninos que tanto nos recuerdan a la gloria de los años 60, aquellos años donde la minifalda y los estampados llamativos eran la ropa por excelencia, y que ahora entregan aires vintage y de distinción a quienes lo usan. 

Su nombre proviene del clásico cuento Peter Pan y del vestuario ocupado por la actriz norteamericana, Maude Adams, en la primera producción teatral de “Peter and Wendy” de J.M. Barrie, cuando protagonizó al líder del país de Nunca Jamás con un camisón y pantalones estampados con motivos de hojas y un ancho cuello con dos lenguas redondas.

De acuerdo al museo Victoria & Albert Museum de Londres, el primer cuello peter pan del que se tiene registro data del año 1830 y forma parte de una capa de niño que ayudaba a abrigar y proteger a los infantes del frío. En aquel entonces, este tipo de cuello iba separado del resto de la ropa para hacer más fácil su lavado y generalmente estaban hechos  a partir de telas como algodón almidonado. Cien años después el cuello Peter Pan pasó a ocuparse en los vestidos de boda y fiestas, junto con ser parte del uniforme escolar de niñas y niños.

Hoy, los cuellos Peter Pan adornan camisas y vestidos femeninos con estampados floreados, pedrería y motivos vintage. Por lo general siguen siendo de colores claros y buscan contrastar con las telas que los visten por debajo. El clásico vestido negro con cuello blanco de la creadora de la minifalda, Mary Quant (arriba), es el mejor ejemplo de aquello, al igual que la colección completa de los personajes interpretados por Zooey Deschanel en películas como “500 Days of Summer” y la serie “Girls”. Otra clásica combinación es vestir una blusa con suéter de color opuesto al cuello y en tonos lisos, para dar protagonismo al cuello y la zona del rostro que está sobre él.

De algodón o terciopelo, blancos, negros o con estampados, con tachas, bordados, piedras o lazos entremedio, los cuellos Peter Pan están más vigentes que nunca para esta próxima primavera.

Imágenes de sirjmbarrie.com, crisandcros.com, justthedesign.com, jhannahj.com, stockholmstreetstyle.com, xssatstreetfashion.com y Pinterest.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta