Entrevista a Giovandy, estilista y caracterizador de actores: “No intento tomar el estilo de ningún artista, vivo con los ojos abiertos en la calle”

Entrevista a Giovandy, estilista y caracterizador de actores: “No intento tomar el estilo de ningún artista, vivo con los ojos abiertos en la calle”

Bajo la leyenda “Auténtico Giovandy”, nos topamos con el sitio web de uno de los principales creadores y apoyos que mantienen a actrices y famosos a la hora de convertirse en otros. “Artista, Estilista, caracterizador de actores para el cine, teatro y series de televisión”, dice su descripción, la misma que da paso a fotografías de experimentación con maquillaje, peinados para la gala del Festival de Viña con Isidora Urrejola y otros proyectos. Pero entre el glamour, Giovandy también ha dejado su huella a través del cine, donde destaca la película “No” de Pablo Larraín.

-Quiero saber quién es Giovandy. ¿Es un personaje o solo tu nombre artístico?

Giovandy es mi nombre artístico. Es una mezcla entre Giovanni, nombre que me dieron mis padres y Andy, el nombre que me di yo a los 13 años. Es también el nombre de mi colectivo artístico, al cual son invitadas diferentes personas a vivir ejercicios audiovisuales ligados al pelo.

-Primero, quiero saber cómo llegaste a todo este universo de peinar, transformar, cortar pelo…¿Qué fue lo primero y cómo se fue desarrollando?

Estudié peluquería por primera vez a los 16 años y lo hice fascinado por los peinados que veía en los vídeos musicales, en las películas, en las carátulas de los discos… pero era muy jovencito y me aburrí rápidamente, no encajaba. Me decían que era extravagante.

A los 21 años y luego de haber estudiado por segunda vez y trabajado en algunas peluquerías, tomé la decisión de dejarlo todo y largarme a Francia. Allí estudié un año peluquería, al par de meses de clases pidieron a mi escuela desde la Ópera Municipal de Bordeaux un asistente que hiciera su practica ahí, y la escuela decidió mandarme a mi. ¡¡¡Era mi sueño hecho realidad!!! Así comenzó la primera de varias participaciones que fui teniendo como asistente en la opera municipal, fui conociendo así un lenguaje netamente artístico, netamente creativo, pelucas, peinados, vestuarios, montajes… en Francia comencé también mis primeros pasos creando y haciendo peinados para el teatro. En el 2007 y ya de vuelta en Chile, un amigo estilista me invitó a ser su asistente en una serie de televisión llamada “PAZ”, dirigida por Charly Varas. Era una serie de época y mi primera incursión en el mundo de los rodajes. Dos rodajes más tarde, hice mi primer proyecto “solista”, la primera temporada de “El blog de la Feña” de Canal 13. Luego de esa experiencia, nunca mas paré.

-Vemos que tu trabajo se extiende a varios ámbitos, comerciales y creativos. ¿Cómo es posible compatibilizar las ideas creativas propias, el estilo que ya tienes y los requerimientos de clientes que buscan algo determinado?

Todos mis ideas creativas audiovisuales las desarrollo en Giovandy, para eso hice el colectivo. Con respecto a mi estilo, este es el resultado de años de experiencia, es algo tan arraigado como adquirido, por lo mismo me resulta fácil ponerlo al servicio de las ideas o requerimientos de otros, de clientes publicitarios, o clientes cinematográficos. Generalmente quienes buscan mis servicios lo hacen conociendo mi trabajo y mi punto de vista estético.

-¿Crees que en Chile el tema de las galas y alfombras rojas está recién despegando o es algo consolidado hablando de estética?

En lo personal siento que el concepto “alfombra roja” o “gala” está en avance, pero lejos de los estándares americanos u europeos que nos muestra la televisión por cable y las revistas que aquí intentamos emular. Se cometen muchos errores, pero eso no depende solo de las personas que pasan por las alfombras, sino también del grupo en el cual ellos se apoyan a la hora de crear un look.

-Sabemos que eres fan del diseñador Rodrigo Valenzuela. ¿Qué piensas acerca de los diseñadores chilenos en general o sobre el tema de las modificaciones de vestuario que se realizan sin consultar al autor (ejemplo, el vestido de Karyn Coo que llevó Carola de Moras en la Quinta el 1er día)?

Con respecto a los diseñadores nacionales puedo nombrarte a cuatro de los que me gustan mucho y a quienes sigo en redes sociales. Rodrigo Valenzuela, Martin J, Ignacio Lechuga, Sebastián Del Real Ossa y Juana Díaz. Todos ellos son artistas que tienen propuestas a las cuales yo soy muy sensible, con muchas formas, efectos visuales y efectos de texturas. Con relación al hecho de modificar los vestidos de diseñadores, lo encuentro una falta de respeto enorme. En el caso de Carolina de Moras, su equipo cometió un gran error al modificar el vestido porque simplemente dejó de ser la joya que era, perdió su caída y su movimiento original, o sea, le quebró su encanto y de paso perjudicó su propia imagen.

-Hablemos de transformaciones, caracterizaciones. ¿Cómo parte el proceso de crear o transformar a alguien en un personaje histórico u original?

En el caso del teatro, voy a ensayos, veo la obra y a partir de lo que me sucede emocionalmente con la obra, voy creando propuestas.

En el caso de cine, antes de cada filmación comienzo conversaciones con el director del proyecto al que me integro, él me sitúa en su historia y me habla de sus personajes, luego de eso leo y estudio el guión, voy creando en mi cabeza según lo que voy leyendo, construyendo un perfil psicológico de los personajes. Me imagino los peinados, cortes de pelo, colores y estados del mismo, ya que esos detalles hablan mucho de quienes los llevan. Para mí, muchas veces son pequeñas cosas las que hacen una gran diferencia; lo importante es no “disfrazar” a los actores cuando no es la idea.

-Trabajas codo a codo con varias actrices en proyectos de cine y televisión, pero hoy estás involucrado en uno propio, el de las Actrices Chilenas. ¿Puedes contarnos más acerca de ello?

El proyecto llamado “Auténticas Actrices Chilenas” es una serie de fotografías en las cuales son retratadas diez actrices con peinados “Auténticos Giovandy”. Participan por diferentes artistas tras la cámara y tenemos vestidos de algunos diseñadores chilenos y otros vintage. La idea es llevar a estas actrices a interpretar a mujeres teatrales, a mujeres dramáticas artísticamente hablando.

-Sabemos que has trabajado en peinados para Prófugos, peinaste a Isidora Urrejola para la Gala 2014…¿Cuál ha sido hasta el momento tu trabajo más querido o recordado?

Difícil pregunta, sin embargo hay dos proyectos que ocupan un lugar importante en mi vida y en mi carrera: uno es la película “Mi último round” de Julio Jorquera y la segunda es la película “No”, de Pablo Larraín. Isidora Urrejola es una amiga que ha participado anteriormente en Giovandy y esta vez, fue ella quien me llamó exigiendo tener su “Auténtico Peinado” para la gala del Festival de Viña del Mar 2014.

-Cortas el cabello también, y bajo esta faceta ¿cuáles han sido las historias, razones o tipos de clientas que se han acercado a ti y han confiado en tu estilo?

Creo que “mi estilo” son los cortes “peinables con la mano”. No soy amigo de los cortes que necesitan secadores de pelo o planchas para mantener un orden-desorden, por ende corto mucho pelo crespo y ondeado que es el que más sufre. Uno de los dramas capilares en este país, es el uso indiscriminado de la tijera entresacadora, la cual daña el pelo y puede llegar a aniquilar su forma natural, incluso a alisarlo. Las personas que buscan mis servicios, lo hacen también por diferentes razones; muchas de ellas conocen mi trabajo de peluquero a nivel energético, o sea, me buscan para cerrar ciclos difíciles en sus vidas, para renovar sus energías o por que van a recibir quimioterapia. “El pelo es la antena del cuerpo, emite y recibe ondas de energía”.

-En otros países existen personajes como Mathu Andersen, quien se encarga de transformar a cualquiera que pase por su lado incluyendo el mismísimo RuPaul. ¿Quiénes podrían ser tus referentes a la hora de trabajar?

Mis referentes han sido en gran parte, personas de la vida real y cotidiana, pues soy un convencido de que la realidad supera la ficción y es desde ahí que generalmente hago mis creaciones. No intento tomar el estilo de ningún artista, vivo con los ojos abiertos en la calle, mirando pelos, ropas y estilos…siento que soy un buen espectador callejero.

-¿Cuál es la proyección que estableces como Giovandy? ¿A qué deseas aspirar?

Mi proyección como Giovandy es ser reconocido como un artista con una propuesta auténtica y reconocible, poder abrir mediante mi colectivo una plataforma audiovisual para que otros artistas nacionales salgan también a la luz mediante ella. Quiero invitar a muchos de ellos a improvisar con sus talentos, a vivir momentos que son generalmente ejercicios creativos; es para mi un sueño que se concreta cada vez con más potencia. Giovandy no soy solo yo, somos muchos.

¿Y a qué aspiro? A que las personas que ven mi trabajo logren desconectarse de su cotidiano, de sus oficinas, de sus problemas, aunque sea por un instante mirando mis creaciones y yo poder vivir de ello, de mi arte.

-Por último: una película, una canción y un ícono que te inspiren.

“8 mujeres” de François Ozon; “Más es más” de Fangoria y Boy George.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta