Entrevista a Ana Contreras de @an.luic: “La marca procura ser una mirada fresca y liviana de la sastrería”

Entrevista a Ana Contreras de @an.luic: “La marca procura ser una mirada fresca y liviana de la sastrería”

“La marca procura ser una mirada fresca y liviana de la sastrería, con muchos colores y estampados llamativos, que se puede usar en todo tipo de ocasiones”. Así define la diseñadora Ana Contreras su firma nacional @an.luic, la cual comenzó hace tres años con el objetivo de incentivar el uso de la sastrería en general, y a la vez encontrar una alternativa a los pocos diseños y colores disponibles en el mercado. 

“Son prendas exclusivas y está orientado a la producción consciente y responsable. Todas las prendas están hechas una a una, y la idea es hacerlo lo más personalizado posible y a medida del cliente, para que quien compre, sepa que está comprando una prenda que le durará años y tendrá un calce perfecto”. 

Si bien durante estos meses, y producto de la falta de materiales, se ha complejizado su proceso de creación, asegura que esta lucha por conseguir insumos la ha obligado a ser más creativa y a trabajar el desapego con esas telas que tenía guardada para ese ‘algo especial’. 

“Ha sido una época de trabajo continuo y mucho tiempo para realmente enfocarse en desarrollar la marca. Creo que el tiempo que se ha tenido ha ayudado mucho a generar una mayor conexión con los clientes, ya que se toman más tiempo en vitrinear y con eso uno puede tener diálogo con ellos, logra cercanía y puede mostrar lo que es realmente la marca, más allá de la visión superficial que es ropa y listo”, reflexiona.

¿Quién está detrás del proyecto?

Detrás del proyecto estoy yo, Ana Contreras. Estudié diseño hace un par de años, pero ya sabía usar la máquina de coser desde chica. Aprendí moldaje y técnicas de sastrería durante los últimos dos años y he intentado perfeccionar la técnica en cada nuevo modelo. Por el minuto el tiempo me permite estar a cargo de todo, desde el moldaje hasta las fotos, pero con el aumento de clientes no sé hasta cuando será viable. Lo que sí sé, es que quién se una al proyecto, tiene que compartir la visión de ser una marca con un sentido mucho más allá de la venta de ropa.

¿Cuándo y por qué decides iniciar la marca?

An.Luic empieza hace 3 años con la idea de “incentivar” el uso de abrigos y sastrería en general. Siempre tuve aversión a las parkas y noté que se usaba mucho por estos lados. Tampoco me gusta la uniformización que hay en Chile, eso de seguir fielmente cada tendencia y terminamos viendo a todos vestidos de la misma manera. Hace años mi abuela me regaló un abrigo que ella usó mucho en los 70 y empezó a ser mi prenda favorita en los días fríos, y esto me llevó a querer experimentar con formas y texturas con tal de encontrar una alternativa a los pocos diseños y colores clásicos que se encontraban por acá. El primer abrigo que confeccioné era rojo, gigante y vi una reacción positiva de la gente en todos lados cada vez que lo usaba. Así me quedó claro que era lo que quería hacer.

¿Qué encontraremos en ella?

La marca procura ser una mirada fresca y liviana de la sastrería, con muchos colores y estampados llamativos, que se puede usar en todo tipo de ocasiones. Ahora habrá trajes dos piezas, trajes que empoderen a quien los use, además de empezar a trabajar estampados propios y cultivar cada vez más el sello de la marca.

¿En qué se diferencia a otras del mercado?

Son prendas exclusivas y está orientado a la producción consciente y responsable. Todas las prendas están hechas una a una y la idea es hacerlo lo más personalizado posible y a medida del cliente, para que quien compre, sepa que está comprando una prenda que le durará años y tendrá un calce perfecto. Además, junto con otras marcas como @elperrodetela y @bianka_deco estamos logrando una economía circular en que cada retazo se reutiliza en nuevos productos, minimizando al máximo los residuos textiles.

¿Cómo ha sido seguir creando en cuarentena?

Ha sido una época de trabajo continuo y mucho tiempo para realmente enfocarse en desarrollar la marca. Creo que el tiempo que se ha tenido ha ayudado mucho a generar una mayor conexión con los clientes, ya que se toman más tiempo en vitrinear y con eso uno puede tener diálogo con ellos, logra cercanía y puede mostrar lo que es realmente la marca, más allá de la visión superficial que es ropa y listo. Hay tiempo y espacio para crear contenido, mostrar procesos y lo que significa el trabajo por detrás de cada prenda.

¿Qué ha sido lo más difícil de emprender en esta época?

La falta de materiales. Muchas tiendas están cerradas y el aumento del precio de los materiales ha sido considerable. Pero, a pesar que conseguir insumos ha sido una lucha, al mismo tiempo te obliga a ser más creativo, además de trabajar el desapego con todas esas telas guardadas que uno siempre quería para algo especial.

¿Qué es lo que se viene o qué es lo que planean a futuro con esta marca?

Ir personalizando cada vez más el trabajo y lograr un lenguaje claro con todas las prendas. Trabajar estampados propios y mayor experimentación textil, además de empezar a jugar más con las formas y texturas. Al principio daba un poco de miedo crear prendas llamativas, pero lo que he visto es que la gente se está atreviendo cada día más y le está dando importancia a la autenticidad. Entonces a futuro, poder trabajar cada vez más en conjunto con el cliente y seguir creando prendas únicas que empoderen a cada uno que las vista y poder trabajar cada vez más en conjunto con el cliente.

Fotos: Instagram @an.luic

Comentarios

Kevin Cortes
Kevin Cortes

Periodista con mención en Comunicación Digital. Ama la moda y el styling masculino.

También te puede interesar

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com