Entrevista al ilustrador chileno Gabriel Villena

Entrevista al ilustrador chileno Gabriel Villena

“Me interesa la ilustración de moda porque puede plasmar un estilo de vida que sea reconocible para una época” comienza explicando Gabriel Villena, diseñador gráfico y artista visual que hace un tiempo se ha dedicado a la ilustración digital. Sí, aunque su trabajo parezca realizado con trazos de pincel, dibujo a lápiz grafito o tinta china, son programas como Photoshop o Illustrator los que le permiten crear las obras que muestra en su sitio web y que te presentamos a continuación. 

¿Cuándo y cómo supiste que querías dedicarte a la ilustración?

Siempre me gusto dibujar, de niño pasaba horas creando historias inspiradas en cuentos infantiles y series animadas. Todo lo rayaba, cuadernos, cartas y revistas. En el año 2007, cuando compré mi primer libro de Ilustración De Moda y vi los trabajos de los demás artistas, me di cuenta que sin saberlo estaba haciendo ilustración de moda. Descubrí que había todo un mundo de artistas trabajando para marcas importantes y eso me animó a seguir con lo que me gustaba hacer. Entonces decidí experimentar y desarrollar mi técnica.

¿Qué estudios tomaste para dedicarte a lo que haces actualmente?

Estudié diseño gráfico en el Duoc Uc, pero mi formación más importante la tuve en un taller de figura humana de la Corporación Arrau que duró 2 años, y que luego seguí manteniendo de forma particular con el profesor y artista Alex Bazares, licenciado en Arte de la U. de Chile. Él ha sido mi maestro, aprendí el oficio, la rigurosidad y las técnicas necesarias para desarrollar mi trabajo. Me enseñó ser fiel a mi estilo y a intentar mejorarlo siempre. Aprendí a observar y por eso creo que mis ilustraciones tienen una carga expresiva especial. Aunque trabaje digitalmente, no puedo evitar manchar la hoja como si estuviera pintando con óleo, o utilizar un pincel de Photoshop como si fuera un lápiz grafito.

¿Qué es lo que más te gusta dibujar, y por qué?

Me gusta dibujar rostros y cuerpos porque me atrae la complejidad de la figura humana, lo andrógino en términos de género. Me gusta la belleza con sus imperfecciones, y también me gusta retratar a modelos que representan un estilo marcado y especial, como Stella Tennant o la actriz Tilda Swinton.

¿Cómo defines tus ilustraciones?

Yo diría que son estilizadas, frívolas y algo decadentes, me gusta jugar con el ideal de belleza. La ilustración, a diferencia de la fotografía de moda, puede crear posturas que en la realidad son imposibles, hay una libertad que no existe en otros medios, todo depende de la creatividad.

¿Qué te inspira?

La lista es larga! Me gusta ver fotografías de moda como forma de inspiración para hacer ilustraciones, las fotografías de Hedi Slimane y sus “Rock Diary”, las campañas publicitarias de Gucci son hermosas, así como las de YSL. También me inspiro en la obra de artistas como Egon Schiele, Bacon, Hans Bellmer, Jenny Saville, Elizabeth Peyton y las actrices Marlene Dietrich, Louis Brooks y Greta Garbo. El cine clásico, la música de Vanessa Daou, Bjork y Chet Baker. El movimiento Art Deco y la moda de los años 20′, 30′ y 40′, o bien autores como Anais Nin, Oscar Wilde y Sacher Masoch. También Santiago me inspira en general, los barrios antiguos, la naturaleza y una buena conversación. Estar en contacto permanente con el arte es algo que le da sentido a mi vida, algo que me estimula, me aleja de lo cotidiano, es un vínculo con el espíritu.

¿Qué técnicas utilizas para crear tus ilustraciones, cómo es tu proceso creativo?

Primero investigo, busco ideas, fotografías, páginas de moda, y cuando veo una imagen y sus posibilidades comienzo a dibujarla, ya sea en papel o en el computador. Hago varios bocetos y luego con Photoshop genero capas que divido para el dibujo, me concentro en una parte específica del cuerpo, juego con las pinceladas digitales de óleo y acuarela, y escaneo texturas que pueden ser fotocopias, telas, manchas de acuarela, esmaltes y lo que se me ocurra en ese momento que pueda aportar a la imagen. Me gustan los accidentes positivos, las manchas como forma de expresión. Hago muchos cambios, pruebo y juego hasta quedar totalmente satisfecho. Es a veces tedioso, pero nunca aburrido. Actualmente estoy probando en papeles de distinto tipo, con tinta china y acuarelas.

¿Notas una evolución en particular sobre tu trabajo a través del tiempo?

Yo era muy lineal al principio y mis dibujos han ido evolucionando por medio de la experimentación con diferentes estilos y técnicas. Cuando comencé a subir dibujos a sitios de internet hacía un dibujo diario en Freehand, era todo muy experimental y básico. Después fui haciendo ilustraciones en Photoshop e Illustrator, ocupando técnicas digitales que me permitieran un acercamiento semejante a la pintura. Me sorprende la mezcla entre el dibujo manual y el digital, los resultados son siempre interesantes, pero hay que experimentar mucho, tener nervios de acero, trabajar y trabajar.

¿Tienes algún referente nacional o internacional o artista favorito?

Mi referente en la Ilustración de Moda es definitivamente Rene Gruau, su estilo es incomparable, elegante y sofisticado y supo plasmar muy bien el espíritu de Dior y de las mujeres de aquella época. Egon Schiele en la pintura, por su linea tan expresiva, la tensión erótica de sus figuras y sus rostros. Jenny Saville y Elizabeth Peyton en el arte contemporáneo, y en el cómic me gusta mucho lo que hace Marcela Trujillo.

¿En qué proyectos te has visto involucrado además de tus ilustraciones?

El año 2012 colaboré para el Arquitecto Marcelo Varetto con tres ilustraciones para decorar la casa de una diseñadora de moda en CasaCor Chile. También ese año, la revista mexicana La Peste me invitó a colaborar en una edición para ilustrar un poema que hablara acerca del “deseo”. Hice Ilustraciones para la tienda Agustina Guts del Drugstore, en su vitrina e interiores y otros encargos de personas que vieron mi trabajo en CasaCor. El 2011 realicé una exposición en el café San Isidro llamada “apuntes”, que mostraba dibujos en papel e ilustraciones intervenidas usando técnicas mixtas, y algunos de estos trabajos están expuestos de forma permanente en la U. Mayor. Este año diseñé e ilustré el disco de un amigo que es músico de Salvador de Bahía llamado Mauricio Zerk.

¿Se puede vivir actualmente de la ilustración? ¿Cómo sería tu trabajo ideal?

No conozco bien el mercado aún, pero los ilustradores para libros infantiles y juveniles deben existir siempre. En cuanto a la ilustración de moda en Chile, no veo muchas posibilidades como afuera, que hay artistas que regularmente trabajan para diseñadores y marcas muy importantes. En mi opinión, el interés por encontrar nuevos talentos es grande y gracias a internet y la comodidad de los medios se puede trabajar no importando el lugar donde te encuentres. Mi trabajo soñado sería ilustrar para los diseñadores de moda que me fascinan, que me permita más libertad creativa y movilidad entre distintas disciplinas dentro de una misma área, como la moda, el arte y el diseño.

¿Cómo ves el mercado de la ilustración en Chile ? ¿Existen oportunidades? ¿Qué cambiarías?

Creo que en Chile siempre vamos un poco más lento en cuanto al arte, la cultura y la moda, pero en la actualidad las técnicas artísticas y de tecnología se están utilizando cada vez más para plasmar ideas y posiblemente el mercado y las oportunidades mejoren en un futuro. Las oportunidades hay que buscarlas, los medios digitales existen para que sepamos utilizarlos a nuestro favor, hay muchos concursos de arte e ilustración, incluso de ilustración de moda fuera de Chile. Si tuviera el poder de cambiar algo, serían las mentes estrechas, esa necesidad de las personas de querer entender, analizar y buscar un significado a todo y no admirar la belleza por si sola. Me gustaría un vinculo más estrecho entre las personas y el arte y dejar de lado la idea preconcebida de que es para una “cierta elite”. Y finalmente, dejar espacio a los nuevos talentos, ya que siempre vemos las mismas caras año tras año…

¿Qué proyectos tienes para este año y para más adelante?

Actualmente trabajo en agencia Modelz, que me ha permitido una mayor libertad al momento de diseñar gráficas publicitarias y el próximo año haré un diplomado en la Universidad Católica para conocer a fondo las técnicas tradicionales de ilustración, también sobre edición, procesos productivos, creación y gestión de proyectos. Pero proyectos personales tengo muchos, en ocasiones me veo en todo, desde diseñar ropa, ilustrar cuentos infantiles o crear animaciones de mis dibujos.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta