BioCouture: Una apuesta por los textiles sustentables

BioCouture: Una apuesta por los textiles sustentables

Nos podemos imaginar muchas cosas que podrían generarse a partir de té verde, azúcar, un par de microbios y un poco de tiempo, pero es probable que jamás nos imaginemos el proyecto que la diseñadora inglesa Suzanne Lee ha desarrollado a partir de estos materiales que, aunque poco glamorosos en sí, podrían revolucionar el mundo de la moda. Te contamos más sobre este proyecto que promete revolucionar la concepción que tenemos de los textiles a continuación.

BioCouture es un proyecto pionero en su campo en donde la moda y la biología se unen para crear nuevas e innovadoras tecnologías aplicables a la industria del vestuario a partir de materiales cultivables y renovables. Además de ofrecer consultorías sobre el tema a marcas interesadas en este nuevo enfoque, BioCouture se ha dedicado a investigar y generar nuevos textiles a base de té verde, azúcar y kombucha (simbiosis de bacteria, levaduras y otros microorganismos), mezcla que al fermentar por el tiempo y a la temperatura correcta produce fibras 100% de celulosa que pueden ser utilizadas posteriormente para confeccionar piezas de vestuario. Un proceso que probablemente un amante de la moda odiaría en su proceso, pero que amaría al ver sus resultados.

El sueño detrás de este proyecto es poder generar un nuevo material sustentable y complementario a los utilizados actualmente, en donde la biología sintética –y la investigación en ese campo- podrían permitir a futuro la manipulación de estas bacterias para producir textiles de la calidad y forma que se desee darle. En definitiva, modificar el material para darle las cualidades necesarias para ser utilizable de manera diaria.

Además de la propuesta de diseño, BioCouture también propone una visión de futuro en la cual sería posible imaginar un cultivo de productos de consumo ligada a la industria textil y de la moda. Y en donde la sustentabilidad y la eficiencia a la hora de utilizar materiales serían un pilar fundamental de la marca y un ejemplo de aquello es la capacidad natural de biodegradarse de estas prendas ¿La desventaja? Este material no es impermeable. Pero esto lejos de ser un impedimento, para Suzanne es un impulso para seguir investigando y trabajando en un material textil alternativo, complementario y con múltiples posibilidades.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta