Saint Laurent F/W 2013-2014 o como desaprovechar a una casa de moda

Saint Laurent F/W 2013-2014 o como desaprovechar a una casa de moda

Algunos ojos brillaron cuando el nuevo diseñador mostró guiños al propio archivo de la marca en una reinterpretación gótica, mientras otros pedían a gritos la incorporación de alguien más “apropiado” para la firma, como Nicolas Ghesquière. Otros como Cathy Horyn mantuvieron una bullada pelea mediática con el mismo joven diseñador, quien asumía el mando de una de las más grandes casas de moda. Pero esta semana, el temor de todos los críticos o simplemente amantes de YSL –que ahora es Saint Laurent-, se vio reflejado en la última colección de Hedi Slimane para la temporada otoño invierno 2013/2014.

Sin ánimo de revolver tumbas, ¿qué pensaría el mismísimo Yves de la pasarela grunge que trajo de vuelta Slimane como si fuera un remake de la colección de Marc Jacobs para Perry Ellis? Quizás el problema no es la colección en sí, sino la ineficacia para capturar la esencia de la marca, y en cambio subirse al vagón de las tendencias pasando a llevar un estilo que llevó años construir al alguna vez partner de Pierre Bergé, el mismo que escogió con pinzas al diseñador actual para ocupar el puesto creativo.

Vestidos de baby doll a lo Courtney Love de principios de los ’90, tejidos con agujeros y faldas que parecían salidos del catálogo de cualquier marca de retail y muchas desconexiones se vieron en la pasarela parisina que a ninguno deja indiferente. Más que condensar el valor tradicional e inyectarlo con nuevos aires, lo de Slimane en la reciente colección de Saint Laurent parece un pastiche de lo que cada adolescente querría usar, ahora que todo lo grunge vuelve. ¿No era esta misma marca la del diseñador que proclamaba que la moda pasa y el estilo era eterno?

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta