Poleras + moda

Poleras + moda

Tengo una relación de amor /odio con las poleras con mensajes. Creo que nada puede alejarme más de encontrar a un hombre guapo o interesante que ver a uno con una polera que diga “Game over”, “100% vago” o algún otro chiste tonto (de hecho, según mis investigaciones el 90% de las mujeres encuentran éste tipo de poleras lo peor, asi que un consejo para el público masculino: no las usen más).

Por otro lado, de acá a algun tiempo me he encontrado mirando con demasiado interés éste otro tipo de poleras: Las que utilizan códigos del actual mundo de la moda, del estilo y de celebrities para generar un mensaje en clave que sólo algunos deben entender… No es que me guste eso de encriptar tanto los guardarropas, pero si los nerds pueden, ¿porque no los amantes de la moda?

Gran parte de mi gusto por esto se debe a los chicos de Styleforstyle. Se trata de dos diseñadores italianos, quienes utilizan en la confección de sus poleras de algodón la imagen de íconos de la moda (como Brigitte Bardot y Marilyn Monroe) y de objetos de hype recientes relacionando al estilo con el humor. A pesar de ser poleras bastante simples, el resultado es inesperadamente bonito, tanto que dan ganas de tenerlas todas. Están disponibles por 36 euros.

Otro ejemplo de éste tipo de poleras son las de Aunt Sam. A pesar de tener un catálogo más reducido, me gustan sus poleras con imágenes caricaturizadas del showbiz relacionadas con el mundo de la moda. ¿Mis favoritas? La de Agyness Deyn (quien luce un categórico ” Who the fuck is Kate Moss”) y la de un malogrado Pete Doherty. Ojo con la polera homenaje a Michael Jackson que viene en dos versiones: Con o sin chiste malintencionado.

Uno de mis ejemplo favoritos en Chile es el interesantísimo trabajo de Camila Pinogay. Utilizando a personajes como Kate Moss, Yves Saint Laurent, y Britney Spears, entre otros, compone mensajes con un estilo único y muy reconocible, no sólo en camisetas sino también sobre bolsos de género. Pueden ver sus prendas en su flickr y contactarse con ella a través de su mail [email protected] para encargar.

Por supuesto, si uno tiene los talentos necesarios, también puede hacer sus propias camisetas. Es cosa de ir a alguna tienda de transfer (en Patronato hay muchas) con un diseño en el tamaño adecuado, y voila! uno tiene una camiseta individual y personalizada con el mensaje que queramos. Que queden tan bonitas como las de los ejemplos, eso si, requiere de un poquito más de trabajo. Pero si no tenemos ideas, ni talento, sugiero copiar el chiste de Karl Lagerfeld, quien al parecer no se toma muy en serio su condición de ícono (lo que me parece perfecto). Mírenlo si no me creen:

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta