Pablo Ruiz Galan: la revelación del Madrid Fashion Week

Pablo Ruiz Galan: la revelación del Madrid Fashion Week

La Semana de la Moda de Madrid acaba de pasar en medio de una crisis que tiene a la sociedad española bastante alejada del mundo del lujo, poniendo las palabras “moderación” y “reajuste” como nuevos conceptos de vida y de consumo, pero ante todo, frente a la moda. Tal vez sea por ese contexto que durante EGO, el espacio que el Madrid Fashion Week da a jóvenes promesas del diseño español, haya destacado la colección de Pablo Ruiz Galán por sobre las demás propuestas.

Pablo estudió diseño de moda en Madrid y desde sus inicios se ha destacado por la conceptualización que le da a sus prendas, como también por los impecables cortes en las telas, cosa que aprendió gracias a los cursos de sastrería que tomó durante su estadía en la escuela. Pero nada haría destacar más a este diseñador que su idea de reciclar ropa usada, recolectada en un principio de su propio armario, para luego avanzar a sus amigos y posteriormente a una serie de personas que hoy conforman una red de más de 500 donadores de ropa. Pero la verdadera novedad de la propuesta del diseñador, es que esta recuperación de prendas antiguas fue ingeniosamente fusionada con la tecnología de impresión, lo que resultó en una serie de patrones digitales y estampados nunca antes vistos, lo que nos hace olvidar el hecho de que se trataba de ropa usada y desechada.

La colección que se presentó en las pasarelas del Madrid Fashion Week llevó el nombre de “New Life”, y se caracterizó por proponer una línea basada en la arquitectura del cuerpo. Pablo trabajó también la idea de un mundo que avanza hacia su propia destrucción, y que si no cambia, dentro de poco será destruido por su propia basura. Las prendas de este año eran perfectamente usables por cualquier persona innovadora y osada, pues si bien en su pasarela sólo desfilaron hombres, se encargó de recordar que su ropa es completamente unisex.

Pablo, bajo su marca Ruiz Galán, había hecho ruido ya con su colección anterior “Urbe”, que consistía más o menos en abordar el mismo tema de la destrucción, pero con colores más oscuros y con prendas aún más conceptuales, cosa que llamó la atención de varias marcas, como Onitsuka Tiger. La marca de zapatillas le regaló al diseñador antiguas muestras, las que, junto a la artista visual Nuria Blanco, fueron transformadas en nuevas prendas, revestidas con cinta de papel y haciendo un guiño al arte japonés del origami.

[vimeo]http://vimeo.com/48801428[/vimeo]

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta