Dolce & Gabbana, la caída del imperio italiano

Dolce & Gabbana, la caída del imperio italiano

Siempre dicen que no hay mala publicidad, pero últimamente Dolce & Gabbana ha demostrado con creces lo contrario. Nadie ha quedado ajeno al desarrollo de una historia digna de telenovela, gracias a @diet_prada. La popular cuenta que descubre las copias de la moda, desde hace rato también había iniciado una campaña para dejar al descubierto la verdadera naturaleza de Stefano Gabbana y Domenico Dolce, quienes han dicho en tiempos pasados que “los hijos sintéticos no deberían existir”, algo por lo que ya Elton John los había repudiado a través de su cuenta en Instagram. Pero ahora, es el racismo y los dichos del propio Gabbana los que han desembocado en el repudio generalizado, memes y hasta burlas hacia su ropa en varias redes sociales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

You saw it here first! What an interesting few hours spent wreaking havoc on @dolcegabbana ’s ill-fated #DGTheGreatShow while sitting on our couch juuling and eating gelato (not with chopsticks) lol. Thank you to @michaelatranova @helenatranova @anthxnyxo for sharing their DMs and to all the Chinese Dieters who furiously updated us with translations by the minute. For anyone that believes their account was actually hacked, see slide #2 of Stefano reposting the same DM on his stories before shit hit the fan. Oh the irony of him loving to cry “fake news” and promptly dishing it out himself via his and the brand IG account. Check our story highlight “#DGTheShitShow” for the full recap. • #DGTheGreatShow #DGlovesChina #runway #fashionshow #cancelled #racism #dolceandgabbana #altamoda #rtw #dgmillennials #stefanogabbana #shanghai #chinese #china #wtf #dumb #lame #asianmodel #asian #dietprada

Una publicación compartida de Diet Prada ™ (@diet_prada) el


Se conocieron en 1980, formaron una pareja romántica además de profesional y se separaron, siguiendo el camino de la moda como dupla de diseñadores. Alcanzaron la gloria en los ’80 cuando Madonna llevó sus diseños, como un corset de pedrería, en alfombras rojas y presentaciones. Sus campañas eran originales y al mismo tiempo nostálgicas, tenían a la Rossellini y a Tony Ward, a la Bellucci y hasta Sherilynn Fenn como modelos y Madonna también llegó a protagonizar imágenes que sacaron desde Meisel hasta Klein. Pero en algún punto, la pasarela nos mostró el inicio del fin: repetitivas colecciones que se centraban en lo mismo temporada tras temporada, estrategias de marketing que buscaban tenerlos como imprescindibles de esta generación -echando mano a influencers e hijos de famosos-, además de olvidables campañas. Porque cuando Emilia Clarke se pone a cantar o cuando Kit Harington es acosado por señoras con pizza y pasta en la calle, da vergüenza ajena el cliché que aun circula en la mente creativa de la dupla cuando ya estamos en 2018 y es otra la mirada de la industria, en todo sentido.

Pero además de ello, tenemos que fijarnos en que todo comenzó por la propia actitud de la dupla. Los dichos controversiales que pueden acusar un ego inmenso, han dado paso a descuidados comentarios, derechamente racistas, homofóbicos, que perpetúan estereotipos contra los que luchamos día a día, merecen todo el repudio que hoy los medios y hasta figuras públicas han demostrado. El gran show que hoy desplegaría Dolce & Gabbana en China se suspendió, la cuenta @diet_prada dejó al descubierto lo que el diseñador le ha dicho por interno a varias personas -con ofensas del tipo “China es el país de la caca” o “mujer come perros”-, además de ridiculizar las costumbres con esa campaña donde una modelo trata de comer platos italianos con palitos. Y lo que se viene ahora es una profunda reestructuración, el analizar cuál es la estrategia nueva para limpiar la imagen -y no solo el típico “me hackearon la cuenta” que ha puesto Gabbana-, el ver si se va finalmente la dupla del control de su propia casa o si se alejan definitivamente de las redes sociales. Y mientras, muchos dicen adiós Dolce & Gabbana, limpian el baño con su ropa, botan sus perfumes a la basura y se alejan definitivamente de esta marca.

Fotos: The Guardian,

Comentarios
VisteLaCalle
VisteLaCalle

Tendencias, actualidad, historia y más.

También te puede interesar