Entrevista a Manavai, la marca chilena que se atreve a ofrecer zapatos confeccionados con Piñatex

Entrevista a Manavai, la marca chilena que se atreve a ofrecer zapatos confeccionados con Piñatex

Hace un tiempo les contábamos acerca de una importante innovación en el terreno de los materiales sustentables: Piñatex, un material que promete toda una revolución al permitir usar un cuero compuesto por fibras de piña para aplicar en accesorios, ropa y zapatos. Y allí es donde nos topamos con Manavai, la primera marca chilena en utilizar este material en sus productos, calzado vegano que además tiene mucho diseño y elegancia. Así que de inmediato nos pusimos en contacto con sus creadores, Catalina Desormeaux y Nicolás Decap, un matrimonio con ganas de innovar y dejar su propia huella en el mundo.

-¿Quiénes componen Manavai y cuáles son sus cargos?
Manavai es una pyme que nace del sueño de un matrimonio compuesto por Nicolás Decap, Ingeniero Civil Industrial de 32 años con varios emprendimientos en el cuerpo y quién es el Director Comercial. Y por otro lado Catalina Desormeaux, Diseñadora de Vestuario de 29 años quien se ha especializado en el diseño sustentable y es la Directora Creativa. Además, trabajamos con un taller de calzado con muchos años de experiencia en el rubro del nacional, quienes son los que llevan a la realidad nuestras propuestas.
-¿Cómo llegaron a utilizar Piñatex en sus productos?
Ha sido un proceso personal y profesional de ambos. El 2014 partimos con la marca de calzado “Cata Desormeaux”, que tenía una propuesta de calzado distintiva con tacos de madera, cuero y aplicaciones de tela de Tailandia e India. Si bien teníamos un alto volumen de ventas y llegamos a vender incluso en paris.cl, en Octubre del 2016 decidimos cerrarla y viajar a Australia para buscar inspiración en una propuesta que nos desafíe y que se alínee con nuestra forma sustentable de ver la vida.
En Australia, Catalina estudió en FBI Business School donde fue desarrollando la propuesta de Manavai y desde allá contactamos a Piñatex. Fue un desafío no menor, ya que ellos trabajan solo con marcas que compartan sus valores, por lo que tuvimos varias videollamadas para presentarles nuestra propuesta y lograr cerrar finalmente el acuerdo de suministro.
En paralelo, también nos pusimos en contacto con proveedores de otros materiales sustentables, como de fibra de hoja de plátano, cuero de corcho y de hongo, y al llegar de vuelta a Chile en Octubre 2017 nos fuimos directo a nuestro taller a testear los materiales.
Finalmente, por el tipo de diseño con el que queríamos partir decidimos utilizar Piñatex en esta primera colección.
-¿Cuál es la respuesta que han obtenido por parte del público?
La respuesta ha sido muy positiva, incluso más de lo que esperábamos tanto a nivel de clientas como de la industria.
De hecho, prácticamente antes de empezar a vender online ya teníamos un acuerdo para vender nuestros productos en una tienda referente de diseño de autor (Tienda PorqueTeVistes) y en una tienda boutique de retail (Canadienne del Parque Arauco).
Por otro lado, un tema que nos complicó en un principio fue que el precio de venta fuera elevado, debido al alto costo de los insumos y todo lo que significa la importación de éstos (gastos de envío y costos aduaneros) y costos de manufactura, es decir la fabricación hecha a mano acá en Chile, pagando siempre precios justos a los trabajadores.
Sin embargo, la respuesta ha sido increíble. Si bien es un producto nuevo, creemos que ha sido clave ofrecer distintas formas de pago en la web para que el precio de venta no sea una restricción y que cualquier mujer moderna, con personalidad que quiera no solo resaltar por lo estético de sus zapatos sino por el mensaje sustentable que transmite, puedan usarlos.
¡Incluso ya hicimos nuestra primera exportación a Hong Kong!
-En Chile existe una gran cantidad de marcas de zapatos pero no muchas veganas. ¿Cómo decidieron mostrarse de inmediato con esta innovación y por qué creen que ahora podría ser una opción más popular?
 
Si bien ambos somos veganos, lo que nos motiva y lo que resaltamos de este producto no es que sea vegano sino que es de alta calidad, pero con materiales de bajo impacto ambiental y esa es justamente la clave de nuestra propuesta: calidad más sustentabilidad.
Es una sutileza pero es una distinción clave, ya que un zapato vegano puede ser fabricado con ‘ecocuero’ que en realidad es Poliuretano (PU), que si bien no produce sufrimiento animal, no necesariamente la trazabilidad de la cadena productiva es sustentable.
Nuestro objetivo es acercar a mujeres que buscan zapatos y productos sofisticados y elegantes con una propuesta de alto impacto positivo tanto en lo medioambiental, como social y animal. Es por esto enfocamos nuestra marca “para mujeres atrevidas que buscan generar impacto en cada paso”.
-Cuéntennos un poco acerca del proceso de confección y las diferencias que podrían existir con respecto a la fabricación en cuero.
El proceso de fabricación de un zapato no es muy distinto usando Piñatex como material, sin embargo nuestro taller ha trabajado siempre con cuero tanto en la capellada como en el forro y plantilla, por lo que en el momento en que llegamos con algodón orgánico y Piñatex, tuvimos que estar lado a lado con ellos, prueba y error, validando y rectificando pegamentos y cuidando en que cada parte del proceso nuestros materiales y los zapatos fueran tratados con especial atención.
 
Una diferencia importante es que el cuero animal es un poco más flexible al momento del cambre y armado del zapato. Al aplicarle calor, el cuero se “moldea” haciendo que el proceso sea más simple y parejo.
Es por esto, que fabricar un zapato con Piñatex demora casi el doble que fabricar un zapato con cuero animal o PU, lo que hace que nuestros costos de mano de obra suban.
 
-¿Cómo esperan proyectar Manavai en un futuro y por qué escogieron ese nombre para la marca?
 

Nuestra propuesta está enfocada en el mercado chileno pero sobretodo en el global. Es por eso que de alguna manera queríamos que tuviera un nombre representativo de Chile, y así encontramos  “Manavai”, que es una estructura de piedra volcánica ancestral de Isla de Pascua, Chile, la cual fue creada con el fin de proteger los cultivos de la humedad y de diferentes condiciones climáticas. Su nombre viene de Mana, que significa energía y poder, y Vai, que significa Agua.

 La definición de un manavai es la escencia y alma de la marca. Manavai – como marca junto con nuestras clientas – al igual que la estructura de piedra, protege y cuida al medio ambiente.
Proyectamos Manavai a corto plazo haciendo una propuesta integral de vestuario y accesorios fabricados con diversos materiales de bajo impacto medioambiental, tanto de origen natural como reciclados. Además, proyectamos en un mediano plazo entrar al mercado norteamericano, australiano y británico.
Comentarios
Andrea Martínez Maugard
Andrea Martínez Maugard

Periodista y Magister en Comunicaciones. Creadora de Martirio’s Way, un blog donde une la moda, la música y el cine, temas que mezcla de vez en cuando a través de sus posts en Viste la Calle.

También te puede interesar

Deja una respuesta