El desafío de la alta costura ecológica

El desafío de la alta costura ecológica

Durante los premios BAFTA, celebrados el pasado 12 de febrero, las actrices Viola Davis, Michelle Williams y el actor Michael Fassbender, asistieron vestidos de pies a cabeza con impecables trajes hechos especialmente por Valentino, H&M y Armani para la ocasión. Lo que no muchos sospechaban era que la factura de cada diseño estaba adjunta al Green Carpet Challenge, un desafío celebrado inicialmente por Livia Firth el 2009, la esposa del actor Colin Firth, quien a través del mismo busca que grandes nombres del diseño y celebridades utilicen trajes confeccionados con materiales sustentables o telas recicladas, obteniendo un equilibrio entre glamour y conciencia ecológica. Para ello, Livia mantiene un sitio web llama Eco Age (http://www.eco-age.com/home), donde inspira a quienes lo visitan a enterarse acerca de noticias relacionadas con el tema, y donde muestra los últimos trabajos de diseñadores como Albert Elbaz o Giambattista Valli quienes incorporan técnicas relacionadas con la alta costura ecológica.

Para los Oscars, Livia llevó un vestido rojo Valentino con mangas de gasa, que también estuvo confeccionado siguiendo las reglas del Green Carpet Challenge. Además, la ganadora del Oscar por “The Iron Lady”, Meryl Streep, se enfundó en un vestido dorado cruzado factura de Lanvin, que también fue confeccionado con materiales amigables con el medio ambiente. Pero su trabajo no llega hasta ahí; otras celebridades como Suzy Amis Cameron, esposa del director de cine James Cameron, también colabora con su iniciativa Red Carpet Green Dress (http://www.redcarpetgreendress.com), con la cual incita a diseñadores de todo el mundo a inscribirse y enviar sus diseños. El ganador tiene la posibilidad de confeccionar el traje y verlo exhibido en la alfombra roja de los Oscar cada año, y por supuesto también debe mantenerse a través de materiales sustentables.

Este año, la actriz de “The Artist” Missi Pyle, fue la que llevó el vestido ganador del desafío de Cameron, un modelo de Valentina Delfino que se tradujo en un vestido turquesa de inspiración años ’20, y el año pasado, la misma Suzy fue quien se vistió con el primer diseño ganador: un traje azul de Jillain Grantz, confeccionado con seda proveniente de lombrices que ya han completado su ciclo de vida según Cameron. Con la adhesión de los famosos a esta iniciativa, ya se espera que pronto todos tomen conciencia sobre el tema en Hollywood y se contagien con esta moda que inspira a mantener conciencia por sobre los lujos.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta