VLC no recomienda: ANTM All Stars

VLC no recomienda: ANTM All Stars


Ya les había hablado del tema anteriormente. Tengo una debilidad terrible e invalidante por los realities de moda. Esta debilidad me ha llevado a seguir hasta el final tanto grandes momentos inolvidables de la televisión como ejemplos lamentables. Sin embargo, como adicta reconocida, me he empezado a hacer cada vez más crítica del género y la vida me ha puesto nuevamente prueba en las últimas semana: Llegó a mi vida la temporada 17 de uno de mis realities de moda favoritos: America’s next top model.

Este concurso televisado quizás tenga más fallas que fortalezas, pero su combinación de inmadurez y belleza lo hace tener un potencial adictivo tan poderoso como el azúcar, e igualmente nocivo. La opinión pública parece estar unánimente de acuerdo, esta no es una joyita de la TV ganadora de premios Emmy al estilo Project Runway. Acá el talento es escaso, el hambre comercial es visible y son más las ganas de ser famosas de las concursantes que su real amor por la moda, pero sin duda, la combinación de makeovers, personalidades absurdas y megalomaniacas y producciones de fotos muy al estilo L.A, han sostenido la popularidad del programa temporada tras temporada. Los fans, entre los que me incluyo, lo amamos, no importa cuan exagerado y poco fashion sea.

Esta temporada, el programa proclama ser distinto a todos los demás ciclos, aunque la estructura se mantenga igual. Esta vez, se introdujo una nueva variante, la de incorporar al programa sólo aquellas concursantes que por carisma, escándalo, o motivos extraños fueron notorias favoritas del público en alguna de las 16 temporadas pasadas. También el objetivo final de la temporada cambia: Mientras que antes el premio final era convertirse en una “supermodelo” (una ahi no más) , esta vez el objetivo es transformarse en una Celebrity de tomo y lomo con todo lo que eso conlleva hoy: Autobombo caníbal, peleas y poca verguenza.

Al parecer, Tyra Banks se rindió de no obtener frutos reales con las chicas de temporadas anteriores de ANTM, cortó por lo sano y se dedicó esta vez a lo que mejor sabe hacer: Negocios. Es por eso que ésta temporada, nos encontramos con catorce concursantes, algunas que ya rodean los 30 años, quemando todos los cartuchos por lograr un poquito de fama. Si en temporadas anteriores podíamos encontrarnos con diamantes en bruto como Fatima Siad (quien ha logrado una que otra producción en revistas de moda), ésta temporada se trata de chicas que, en definitiva,  tengan potencial para tener su propio reality show saliendo de la casa: Party girls gritonas, chicas que alguna vez orinaron en pañales frente a las cámaras y las infaltables chicas negras con (mala) actitud que tanto le gusta tener a Tyra Banks entre sus concursantes.

Sin duda, el componente de espectáculo del show sigue intacto. Y aunque los dos primeros capítulos fueron algo flojos, ANTM sigue siendo MUY divertido. Lo malo, es que se ha convertido en algo más cercano a realities como Rock of Love o Flavour of love que algo cercano al mundo de la moda. Ésto, que en si no tiene nada de malo, es aceptable si y sólo si Tyra Banks nos deja de repetir, de una vez por todas, que la chica que gane el concurso tomará por asalto el mundo de la moda y remecerá los cimientos de la industria. Eso no va a pasar, Tyra, y menos con éste grupo interracial de promotoras de veintinueve años. No nos miremos la suerte entre gitanos.

(Afortunadamente, la magia de internet nos permite ver todos los capítulos en partes en  Youtube. Acá les dejo los links, en inglés sin subtítulos)

Cap. Uno

Cap Dos

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta