La corbata: una historia de evolución

La corbata: una historia de evolución

La corbata es una prenda inseparable de la camisa y juntas se complementan con el objetivo de dotar de elegancia, tanto la figura masculina como la femenina. Su historia de evolución se inicia con los egipcios de clases bajas, quienes se anudaban un tejido en forma triangular al cuello. Los romanos también ataron a sus cuellos los llamados focale, cuentan hombres de este tiempo como Séneca, que  su uso se extendió hacia las mujeres, personas con problemas de salud o bien oradores ya que cubrir esa zona era una forma de proteger las cuerdas vocales.

En la segunda mitad del siglo XVII, con la llegada a Francia de mercenarios croatas, éstos acompañaban su traje con una cinta que amarraban alrededor de su cuello en forma de una gran rosa, dejando caer sus extremos encima del pecho. Los franceses adoptaron este uso y la denominaron cravatta, iniciándose así su difusión por todo el mundo.

En el siglo XVII, la costumbre por anudar sobre el cuello telas se había instaurado con tanta fuerza que cobró gran importancia simbólica y valor político  en la Revolución Francesa. Distinguiendo a través de la corbata y su color, quienes eran revolucionarios, éstos la llevaban de color negro y los contrarrevolucionarios la usaban en color blanco.

Con el tiempo, su uso denota elegancia y extravagancia, cobrando en su forma enormes dimensiones. En los primeros años del siglo XIX, la corbata se acerca a su actual forma, aunque portaba la voluminosidad que mencionábamos, también comienza a ser usada en colores tales como el gris, negro y blanco.

Esta pieza, comienza a ser sinónimo de elegancia y sufre cambios y modificaciones que alcanzan también a los cuellos de las camisas, siendo confeccionados de forma más delgada para así resaltar la corbata.

La corbata moderna, existe en su forma actual desde 1924. Jesse Langsdorf, encontró una manera de cortar la corbata con el menor desperdicio de tela y afinó sus formas, patentando su diseño, el cual fue vendido en todo el mundo hasta nuestros días. Hoy por hoy, su diseño se ha aventurado a utilizar diversos colores, texturas y formas, abriendo las posibilidades de ser usado en cualquier escenario, momento o día.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta