El múltiple hacer de Pierre Cardin (primera parte)

El múltiple hacer de Pierre Cardin (primera parte)

Pierre Cardin es un diseñador italiano, nacionalizado francés, que se hizo conocido en al ámbito por su modo vanguardista en el hacer y sus diseños inspirados en la “Era espacial” durante la década de los 60’s. Pero no es solo aquello: fue el primero en lanzar una línea “prêt-à-porter” (lista para usar), incluyó el color en el vestuario masculino y fue el pionero en diseñar algo más que vestuario. Con respecto a él Jean Paul Gaultier, mientras trabajaba como su ayudante, dijo: “Con él aprendí que con una silla se podía hacer un sombrero”. Esta es su historia.

Su nombre real es Pietro Cardini y nació el 2 de julio de 1922 en San Biagio di Callalta, ubicada en la región de Véneto, Italia. Su primer trabajo fue de aprendiz en una sastrería para caballeros, donde adquirió conocimientos con respecto a tomar medidas, hilvanar agujas y quitar señales de yeso marcadas por el patrón en las piezas de la tela con que se iban a confeccionar los trajes. Trabajó conjuntamente en una oficina de la Cruz Roja, como contador y se encargaba de abastecer de ropa y uniformes a los soldados franceses; al mismo tiempo, trabajaba además en un hotel de aquella localidad llamado “Sur Ville”. Al cumplir 23 años, en 1945, se trasladó a vivir a París, donde estudió arquitectura y trabajó con Jeanne Paquin después de la Segunda Guerra Mundial. Luego trabajó con Schiaparelli, hasta que luego de un tiempo aceptó ser jefe del taller de Christian Dior en 1947. Cuando le negaron la posibilidad trabajar con Cristobal Balenciaga, decidió fundar su propia casa de modas en 1950.

En 1953 lanza su primera colección femenina, a los 31 años de edad, inclinándose por las formas geométricas e iniciando su camino en la alta costura. En 1954 presentó el “vestido burbuja”, que revolucionó el ámbito siendo un éxito mundial e inauguró su boutique “Eve”. En 1957 realiza su primer viaje a Japón donde es nombrado profesor honorario de la escuela de diseño “Bunka Fukosa”, allí hizo clases sobre corte en tres dimensiones. Muy pronto decide que su futuro está lejos de la alta sociedad y muy cercano a un estilo de mujer terrenal, más cerca del pueblo: “Él sentía que la sociedad estaba cambiando, con cada vez más mujeres incorporándose a la fuerza de trabajo, y decidió ofrecerles algo revolucionario: ropa de diseñador ‘lista para usar’,” describe la periodista Joelle Diderich, en su nota “Cardin on Cardin” para el WWD.com.

Cardin también fue el primer diseñador en exportar al país nipón un mercado de alta costura, en 1959. Innovó al diseñar la moda unisex, comprobando que ésta es, a veces, más un experimento que algo práctico. Debido al lanzamiento de una de sus colecciones “prêt-à-porter” para grandes tiendas, durante el mismo año, fue expulsado del  “Chambre Sindicale” porque aquello era inapropiado para la época, ya que era considerado el “Primer Costurero” en París. Pronto resultó reintegrado, sin embargo, se retiró de esta organización en 1966.

Continúa la próxima semana.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta