Historia y significado del color: Verde

Historia y significado del color: Verde

Ya hemos el significado y simbolismo que se le ha dado a lo largo de la Historia a los colores blanco, rosado, naranjo y amarillo. Hoy, veremos el color de la naturaleza: el Verde.

Este, es un color que provoca un gran efecto sedante, reconstituyente, suave y fresco. En la ropa o el ambiente, por ejemplo, ayuda a crear atmósferas de calma y equilibrio. Simboliza la vida nueva, la regeneración, la alegría y felicidad y por ende, las ganas de hacer cosas, de tener energía para vivir. Afecta profundamente al chakra del corazón (es curioso que, por lo general, se asocie el corazón al color rojo, no obstante, es verde porque es su color complementario), armonizando el sistema nervioso autónomo. Por lo mismo, se puede utilizar para problemas cardíacos, presión arterial alta, úlceras, agotamiento y dolor de cabeza. Sin embargo, algunos expertos, aseguran que no debe usarse en enfermedades de proceso maligno, porque este color estimula el crecimiento.

Los metales vinculados a este color, son el sodio, cobre, níquel, cromo, cobalto, platino, aluminio y titanio. El mejor cristal que se puede utilizar, es aquel que contenga combinaciones de dichos metales y elementos químicos como el carbono, nitrógeno, sulfato ferroso, ácido hidroclórico o clorofila.

Cabe destacar que el color verde es muy positivo para el cuerpo, la mente y el espíritu, ya que es la mezcla del amarillo (sabiduría; mental) y el azul (verdad; espiritual). Pese a ello, el verde también tiene facetas negativas, como por ejemplo el egoísmo, la envidia y la flojera. Además, cuando se usa muy oscuro puede deprimir e incluso, debilitar.

Por último, con respecto a la ropa, este color refleja a una persona convencional, que prefiere mantenerse dentro de ciertos rangos y a la cual no le interesa llamar demasiado la atención o resaltar entre la multitud.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta