Sonia Delaunay: reconstruir la forma a través del color

Sonia Delaunay: reconstruir la forma a través del color

Resulta absolutamente imposible no removerse con las mujeres que forjaron la Historia del Vestuario en el siglo XX, pues “hicieron” inmersas en un contexto tremendamente complejo. Pero aquello que sobrecoge aun más, es que no son pocas… y ha sido notable ir descubriéndolas semana a semana. He aquí el hacer de Sonia Delaunay, una pintora ucraniana que empapó de color el revestimiento de los años 20.

Sonia Terk es su nombre de soltera. Cuando tenía 5 años, fue adoptada por un tío materno, quien le permitió iniciarse en el ámbito del dibujo y estudiar artes. En 1905, al cumplir veinte años, se traslada a París para formarse en la Académie de la Palette donde estudió junto a Ozenfant y Dunoyer de Segonzac. Luego de un primer matrimonio fallido, se casa en 1910 con el pintor Robert Delaunay, con quien se embauca a experimentar entre la forma y lo cromático. Ella llega al diseño de vestuario como consecuencia de la pintura simultaneísta, la cual había experimentado con su esposo en los primeros años de la década del 1910. Para ellos, el Simultaneísmo, un estilo basado en contrastes de color, debía trascender la pintura y penetrar el mundo de los objetos, afirmándose en cada área de la vida.

Durante la década de los veinte Sonia trabajó fundamentalmente en tejidos y tapices estampados a mano y como diseñadora produjo un fuerte impacto en el ámbito del vestuario: “como una prolongación de la pintura, la ropa simultaneísta era claramente antimoda, se valía de técnicas pictóricas para atacar a la moda convencional. Las combinaciones de color rompían cualquier forma de corte bien definido, y la mezcla de telas distintas con texturas variadas contribuía a esa ruptura formal. Las conexiones con los experimentos orfistas de Delaunay en pintura y los principios cubistas de ensamblaje son evidentes. En una entrevista posterior Sonia Delaunay afirmaba que: «En 1913, los patrones florales más o menos estilizados estaban de moda. Quería escapar de eso, hacer algo absolutamente nuevo y moderno. Mi punto de partida fueron las leyes del color. Un vestido, un abrigo y una estrella son todos fragmentos de espacio»”.

Tras el fallecimiento de su marido en 1941 continuó trabajando activamente como pintora y diseñadora. En 1964 expuso en el Musée du Louvre una donación de 49 obras de él y 58 de su autoría, así Sonia Delaunay se convirtió en la primera mujer que vio en vida sus cuadros expuestos en el Louvre.

Luego de un hacer dedicado a reconstruir la forma a través del color, muere en París en 1979.

«No estábamos interesados en la moda contemporánea, no intenté innovar en términos de la forma o del corte sino avivar y animar el arte del vestido utilizando nuevas fibras con una amplia gama de colores» – Sonia Delaunay.

* Parte de estos textos son extractos de Against Fashion: Clothing as Art, 1850 – 1930, traducidos y expuestos por William Cruz Bermeo.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta