Adiós a las súpermodelos, bienvenidas Súper Mujeres

Adiós a las súpermodelos, bienvenidas Súper Mujeres

Desde hace un tiempo y sobre todo durante últimos meses nos hemos encontrado con campañas publicitarias de moda algo diferentes a lo que estamos acostumbrados a ver. Las súpermodelos por supuesto siguen protagonizando exóticas editoriales de lujo y estando bajo la mira de todo mundo, pero su competencia ya no son solo otras modelos. Varias firmas y diseñadores han optado por agregar a sus campañas figuras muy distintas y alejadas de la top model para acercarce un poco más a la realidad —como Joan Didion para Céline y Daphne Selfe para TK Maxx hace unos años atrás— y un sitio norteamericano decidió llevar la idea un poco más lejos, creando campañas de marcas de lujo ficticias con Súper Mujeres como protagonistas.

No es un secreto que la industria de la moda ha logrado en el último par de años derribar paradigmas que en algún momento parecieron inquebrantables. Desde el 2011 el término Plus-Size se comenzó a inmiscuir en la escena fashion logrando cambiar varios de los conceptos de belleza que hasta el momento gobernaban en el mundo de la moda y la estética femenina. Con el paso del tiempo llegó el cuestionamiento por la edad, ¿por qué si se abre el espacio a todo tamaño de cuerpo, no puede también abrirse para todo tipo y edad? La moda ageless se ganó un lugar en la industria y con ello, la posibilidad de vestir como a uno se le de la gana sin pensar en si es adecuado o no, o si las implícitas “leyes de la moda” lo permiten. Y es que de alguna manera estamos en la era de la transición (o vuelta) a la normalidad. Después de años enfrentándonos a los excesos y a veces propuestas saturadas de la moda, hay quienes quieren volver a lo cotidiano, lo simple y lo cercano; en el fondo, a lo real.

Por supuesto que las casas de moda están al tanto de esta revolución y quieren formar parte de ella, por lo que en sus últimas campañas han sido varias las que han buscado a “mujeres ejemplo”, líderes o modelos a seguir, para ser las protagonistas de sus nuevas colecciones. Es así como encontramos a Joan Didion (escritora) modelando las últimas gafas de Cèline y a un trío de abuelitas vestidas de Dolce & Gabbana.

El mismo modelo quiso seguir la periodista Elisa Rodríguez-Vila, de Fusion.net, inventando más campañas con “mujeres ejemplo” como protagonistas de campañas de moda. Así es como vemos a la jueza Ruth Bader convirtiéndose en el rostro de la casa francesa dirigida por Karl Lagerfeld; o la escritora Roxane Gay protagonizando una campaña Saint Laurent e incluso a la actriz transgénero, Laverne Cox, posando para Versace. La activista pakistaní Malala es la propuesta para Louis Vuitton y la escritora y activista femenina, Gloria Steinem, también fue escogida por Rodríguez-Vila para representar a Chloé.

Este tipo de campañas han sido en general recibidas de manera muy positiva por el público, quienes dicen sentirse más representados por las marcas y por lo tanto, más atraídos a usarlas, pues a fin de cuentas el ver a estas mujeres posando frente al lente aleja esa sensación de exclusión que causa el ver a una modelo perfecta, vistiendo un maravilloso diseño que nunca tendremos la posibilidad de lucir de la misma manera.

Imágenes: Fusiondotnet.com / HuffPost

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta