Pasarela Valparaíso 2015, una atractiva apuesta para el diseño nacional

Pasarela Valparaíso 2015, una atractiva apuesta para el diseño nacional

Desde el año 2011, cuando la primera versión se realizó en Plaza Aníbal Pinto, Pasarela Valparaíso se convirtió de a poco en una instancia que tomó el diseño de vestuario local para mostrarlo a diferentes tipos de público. Y con el pasar de las versiones, esta actividad organizada por la carrera de Vestuario DUOC UC, ya se consolida como una de las más destacadas a la hora de hablar de nuevos talentos nacionales, agrupando cada colección en un renovado Parque Cultural de Valparaíso, uno de los mejores escenarios donde se hayan organizado shows de moda en el país. En esta versión 2015, participaron marcas de vestuario de distintos estilos así como calzado, y aquí revisamos cuáles fueron las más destacadas.

Bajo dos bloques y con un leve retraso, Pasarela Valparaíso 2015 ofreció el sábado 24 de enero una mirada hacia nuevas generaciones del vestir nacional. Las propuestas de los mismos estudiantes de la carrera en Valparaíso abrieron la instancia, ocasión en la que diferentes materiales no tradicionales formaron trajes de hombres y mujeres. La primera pasada tuvo a exponentes como Perdóname, Cea Nuda –con una elegante propuesta de tejidos sobre seda – y Súbito, una marca nueva que modernizó el grunge de los ’90 con calados y transparencias minimalistas. Luego siguió Salvador, sastrería masculina de delicado oficio y Berlinda Cárdenas, firma que destacó con origamis y colores en bloque sobre un vestuario ultra femenino.  Hanspohl, una apuesta masculina atrevida sobre metalizados, completó una escena que de seguro repetirá con éxito en Vancouver Fashion Week FW 2015, próximo destino del diseñador de la marca, Hans Gallo Pohl. Seguiría Cares y Rodolfo Vera, uno de los nuevos talentos que une el oficio de los bordados sobre brillos, una especie de alta costura teatral con la colección “Metamorfosis” que cerró brillantemente el primer espacio.

La segunda pasada también contó con propuestas estudiantiles antes que aparecieran marcas como La Horma y sus zapatos estampados o metalizados, junto a las capas y chaquetas de Carolina Arias; Alpacas Samka se valió de propuestas estilo años ’20 que jugaron con la silueta femenina/masculina; AWCA, otra nueva promesa del diseño, se centró en vestuario urbano inspirado en la cultura skater y que por supuesto, incluyó a modelos en skate en la presentación. Pranayama jugó con un vestuario artesanal minimalista, mientras otra diseñadora destacada, Valentina Rosende, dio cuenta de un mix de lujo con guiños a la cultura mapuche, siluetas japonesas a lo kimono y además, estilo navy en una entretenida propuesta llamada “Dulce Patria”, con algunos looks en conjunto con zapatos Rojo Rubí y Nalca. Cerraron la oportunidad, Gustavo Enpuro con vestuario masculino avant garde y María José Ríos, con ropa inspirada en la alta costura, trajes y vestidos metalizados y bordados. Así, esta edición que tuvo solo algunos detalles, se convierte nuevamente en una entretenida oportunidad para descubrir nuevos talentos y darle espacio a marcas con diferente potencial.

Fotos: Propias, Marcela Rosende, Lontano, Mario Medina, Facebook Hanspohl y Mati Gentillón.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta