Manuel García, diseñador español: “No veo mayores diferencias entre el hombre español y el chileno”

Manuel García, diseñador español: “No veo mayores diferencias entre el hombre español y el chileno”

El mercado de la moda masculina en Chile de a poco se diversifica y muchas de las marcas que se instalan vienen desde afuera, ante lo exigua de la oferta de moda de autor para hombres producida en Chile. En ese contexto se produjo el arribo de García Madrid, una etiqueta que lleva ocho años en España, algún tiempo en México a través de tiendas multimarcas y que abrió en octubre pasado en Alonso de Córdova su primera tienda propia fuera de Europa. Hablamos con Manuel García, diseñador y dueño de la marca, sobre moda para hombres, la situación en Chile y las proyecciones de su negocio.

-¿Cómo empezaste con García Madrid?

-Llevo veinte años en el sector de la moda y me he movido por todas las áreas. He tenido tiendas multimarcas, taller, he diseñado para otras empresas. He hecho de todo siendo autónomo. Hubo un momento en que me di cuenta que los chicos con los que hablaba tenían carencias en el sentido de que habían sólo dos opciones: o era todo era súper informal o había que optar por el traje clásico. Por mi parte, no encontraba algo que no estuviera en los dos extremos, a no ser que fuera en tiendas carísimas.

-Entonces la marca empezó como una inquietud personal…

-Totalmente.

 -¿Y esa inquietud personal tuvo una correspondencia en el mercado, finalmente?

-Esto es como una red social. Nos unimos a quienes tienen los mismos gustos, las mismas aficiones, los mismos deseos. Yo trabajo mucho en tienda, me apasiona estar de cara al público y los clientes que llegan buscan algo distinto, algo diferenciador. Quieren sentirse guapos y verse bien, que les miren y eso es precisamente lo que nosotros le ofrecemos, además de un excelente servicio. Queremos que sea una experiencia de compra cercana, no impersonal.

-En términos estéticos, ¿cuáles son las claves de tu marca?

-Los cortes, las texturas. Sólo utilizo materia natural, básicamente lana; el sintético entra en la medida que utilice algún tejido tecnológico, que es muy rara vez. Siempre el material es de primera calidad. La paleta de colores también es importante, ya que somos una firma de blanco, un color que para nosotros es muy limpio y puro y de ahí estructuramos las colecciones. Tenemos también como base el azul, que para mi es el color del hombre, con el que se siente realmente cómodo, pero también integramos pinceladas especiales, como el rosa, el vainilla, etc. Damos una gama cromática especial que hace que el vestuario sea distinto.

-Ya con 8 años en el mercado, a García Madrid le toco la parte álgida y dura de la crisis económica de España, ¿cómo lograste crecer en ese contexto?

-Crecer en ese momento fue muy bonito, porque no teníamos referencia de un pasado como marca, por tanto no teníamos comparativa y eso nos quitó el miedo. Cada año aumentábamos y crecíamos, fue maravilloso. Fue un ejercicio de conocimiento y humildad.

-¿Cómo destaca García Madrid dentro de las distintas marcas españolas para hombre que tienen presencia en Chile?

-Las comparaciones están muy mal. Nosotros no hemos venido a competir, sino a convivir con otras marcas. Nos diferencia la calidad y la seriedad.

-Tus colecciones tienen una impronta fuerte de cómo se viste el español promedio, ¿crees que esa estética tendrá éxito en el mercado chileno?

-El hombre chileno tiene las mismas inquietudes que tienen todos. Llevamos unos años viviendo la liberalización del hombre en la moda, los hombres tienen necesidades de compra y nosotros le ofrecemos cosas nuevas y a tono con ese proceso. La acogida está haciendo muy buena.

-¿Por qué decidiste que en Chile se abriera la primera tienda de García Madrid fuera de España?

-Creo que culturalmente somos muy parecidos, luego el idioma nos aúna. Ya estamos presentes en México a través de tiendas multimarcas, pero Chile es la primera tienda de la marca fuera de España. Me parece que es un país maravilloso en el que podemos chequear nuevas opciones y en el que me apetece empezar a hacerlo.

-¿Entonces Chile es una plataforma para salir al resto de Latinoamérica?

-Chile es un buen país para eso. Nuestra idea es piano piano. Somos una marca independiente económicamente y queremos expandernos, pero lentamente.

-En lo que has podido observar, ¿cómo crees que se visten los chilenos?

El chileno es una persona receptiva que busca diferenciación. No veo mayores diferencias entre el hombre español y el chileno.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta