Entrevista al fotógrafo Dan Crosby: “Me encantaría que las grandes marcas dejaran de llevarse todo al extranjero y apostaran por cosas bien hechas en México”

Entrevista al fotógrafo Dan Crosby: “Me encantaría que las grandes marcas dejaran de llevarse todo al extranjero y apostaran por cosas bien hechas en México”

Colaboración por Isaías Delgado

Dan Crosby es uno de los fotógrafos mexicanos con más auge en este momento en su país. Favorito de Harper’s Bazaar, cuenta con un gran historial entre los medios que lo han publicado, como ELLE, Nylon, Grazia, Marie Claire, C- Heads,192 y Pánico, así como campañas para LOB, Palacio de Hierro y Adidas. Este joven originario de Guanajuato sueña algún día con retratar a Bill Murray y está obsesionado con fotógrafos como Lachaln Bailey, Steven Meisel y Steven Klein. En esta entrevista, Dan nos cuenta sobre cómo llegó a la fotografía de moda, su proceso creativo y su posición respecto al actual escenario del mundo de la fotografía de modas en México y Latinoamérica.

-¿Cuándo y cómo supiste que querías ser fotógrafo?

-Creo que no fue hasta los 24 o 25 años. Siempre me había gustado, pero me cayó el veinte ya tarde.

-¿Cómo comenzaste a fotografiar editoriales de moda?

-Empecé realmente por hacer tests con modelos. No tenía mucho equipo, sólo una ventana y una tela negra en mi departamento. Poco a poco fui experimentando y mejorando hasta que me decidí por empezar a hacer moda ya al 100%.

-¿Qué mensaje buscas entregar con tus fotografías? ¿Cómo definirías tu sello personal?

-No sé, aún estoy en búsqueda. Trato de impregnar siempre todo lo que hago con sombras; me encantan las películas de horror de los 50’s y 60’s y me encanta el manejo de sombras que tienen, eso se me quedó impregnado. Fuera de eso, trato de que todo sea lo más natural posible, pero no sé si aún tengo un sello.

-Hablando de tu propio trabajo, ¿cómo llegaste a colaborar con agencias tan importantes de México y el mundo?

-No sé si del mundo todavía, pero trataré de aprenderle algo a Pinky y Cerebro… Honestamente, no tengo idea, todo se ha ido dando, creo que es el punto, cuando encuentras algo que de verdad amas, y lo demás empieza a caer y formarse alrededor. Yo antes trabajaba de director de arte para una agencia de publicidad –que también me encantaba–, pero decidí dedicarme 100% a la foto y, a la semana de haber renunciado a ese trabajo, ya tenía bookeadas 3 revistas y dos campañas. Fue mágico, no sé que pasó, y lo digo con una asquerosa sonrisa de esas que no se borran más que con ver japoneses pescando tiburones.

-Cuando trabajas con un diseñador en su lookbook o campaña, ¿cuáles son los pasos que debes tomar antes de llegar al producto final?

-Soy muy sencillo para trabajar, el diseñador me propone algo que le gusta o yo le propongo algo que me gustó. Todo es vía digital y tal vez una junta para vernos las caras y sentir que hay buena conexión. Después de aprobar esto, pasamos a escoger el equipo que es lo más importante. Escogemos make up, pelo, modelo y estilista. En las campañas, en tanto, a veces hay más juntas, sobre todo si hay algún director creativo o de arte que quiera ver cosas específicas. Todo lo demás es por mails o hasta Whatsapp. Aquí la única variante es que muchas veces hay que arrendar equipo, ver permisos si es que el shooting es en alguna locación etc.

-¿Qué cámaras ocupas para tus trabajos?

-Uso una Nikon d800.

-Photoshop: ¿Sí o no?

-Si, MUY sí, pero bien usado. Nada de pieles plásticas ni nacadas así.

-¿Qué fotógrafos admiras?

-Son muchos, muchos, deben ser unos 100 o más, pero me da por temporadas. Por ahora estoy traumado con Lachaln Bailey, Steven Meisel, Steven Klein, Sebastian Kim, Paola Kudacki y Josh Olins.

-¿A quién te gustarìa fotografiar?

-A Bill -Fuckin’- Murray. Sin duda. Me urge de hecho.

-Un diseñador y un ícono que te inspiren…

-Isabel Marant y tal vez H.P. Lovecraft, me encantan sus historias.

-¿Se puede vivir actualmente de la fotografía?

-Sí, seguro. Creo que más bien el rollo es que en ciudades grandes, mucha gente ya lo descubrió y la competencia está muy fuerte.

-¿Cómo ves la fotografía en México y Latinoamérica en comparación con los países que haz visitado?

-Tiene poco que pasa esto, pero cada vez salen mejores fotógrafos o algunos que mejoran mucho y se vuelven muy poderosos. Las marcas también están agarrando la onda y exigiendo más y más.

-¿Qué cambiarías de la industria?

-Me encantaría que las grandes marcas que tienen dinero para hacer las cosas bien, dejaran de llevarse todo al extranjero y apostaran por cosas hechas –bien hechas– en México. Mucho trabajo de fotografía se va de México por desgracia, espero que ya cambie esto, el nivel de exigencia con fotógrafos va subiendo cada vez más y más.

-¿Algún consejo que quieras entregar?

-Sí, no hay que tenerle miedo y hay que arriesgarse. Si sale bien, cool, si sale mal, no hay que repetirlo. No se te debe subir nada a la cabeza, debes ser humilde y aceptar errores y comentarios para mejorar. Y siempre ver revistas internacionales para aprender de los mejores.

Imágenes de Dancrosby.com y Panico.com.mx

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta