MicroPigmentación: Tatuarse maquillaje de manera permanente

MicroPigmentación: Tatuarse maquillaje de manera permanente

Técnicas y avances con respecto a la belleza y la estética hay por montones. El avance en la industria del maquillaje y el cuidado de la piel parece sacar nuevos productos a diario, ganándose un lugar protagónico dentro de la industria de la moda y la estética. Entre todos estos nuevos descubrimientos hay una técnica de maquillaje que, si bien en un comienzo no logró acaparar mucho la atención, poco a poco ha ido sumando adeptas y cada vez se transforma en una posibilidad más real para cientos de mujeres. Se trata del maquillaje permanente, una especie de tatuaje en el rostro que ayudaría a no tener que maquillarse tanto.

También conocido como micro-pigmentación, la técnica del maquillaje permanente es sencilla y no tan extrema como suena. El procedimiento consiste en insertar pigmentos en la piel absolutamente resistentes al agua, los cuales aportan color pero no a modo de tatuaje, sino más bien de forma natural, haciendo parecer que la pigmentación de nuestra piel, en el lugar que hayamos tatuado, fuera de ese color. Su duración puede variar entre 2 y 3 años y puede ser aplicado en las cejas, los párpados, los labios o la línea de las pestañas.

Así mismo, el procedimiento no solo se utiliza como método de maquillaje, sino también para corrección de imperfecciones. Mujeres y hombres alrededor del mundo han recurrido a la micro-pigmentación en busca de disimular cicatrices o marcas en la piel y hasta ha sido utilizado para personas con vitiligo, aportando un poco más de color a las zonas carentes de pigmentación. Así también, con el avance de la técnica, ha sido aplicado en mujeres que han sufrido cáncer de mama para tatuar el contorno de la aureola en pacientes que han perdido o han pasado por un proceso de reconstrucción mamaria.

Imágenes: Emaformación.com / MarioGisbert.es / Amiea.com

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta