Entrevista a Vai Monroe: “Me expreso libremente con mi cuerpo, con mi vestimenta, y con mi maquillaje. La opinión que tengan sobre ello, no va a cambiar nada en mí”.

Entrevista a Vai Monroe: “Me expreso libremente con mi cuerpo, con mi vestimenta, y con mi maquillaje. La opinión que tengan sobre ello, no va a cambiar nada en mí”.

Fotos: @nelsssonrafael

Llegar a lo más alto de las redes sociales no es una tarea fácil, pero cuando se es perseverante, trabajador y, por sobre todo, auténtico, ya se tiene parte del camino recorrido. Y justamente esos son algunos de los adjetivos que definen a Vaitiare Alarcón, la makeup artist que tras el usuario @vaimonroe nos enseña día a día que esos sueños gigantes que tenemos se pueden cumplir, y que a palabras necias, oidos sordos.

VaiMonroe ha logrado destacar en plataformas como Instagram, YouTube y gracias a su contenido y creatividad. Comenzó enfocándose en mostrar propuestas de maquillaje, pero con el tiempo descubrió que sus seguidores también disfrutaban de los ​​doblajes, los bailes y el humor. Pero en su perfil hay mucho más que eso: hay mensajes, hay empoderamiento, hay autenticidad y especialmente un llamado a ser libres. “Yo quiero que las personas que me siguen sean como quieran ser. Que vivan su vida como quieran vivirla. Que sepan que mientras no transgredan la libertad de otra persona están en todo su derecho de hacer lo que quieran”, nos cuenta.

Un párrafo que se ha convertido en una especie de mantra que además de difundir, aplica diariamente en su vida. Y es que en un mundo donde todos creen tener el derecho de opinar respecto del otro, es necesario mantenerse firme, ser muy conscientes de quiénes somos y aplaudir que existan personas como VaiMonroe que utilizan sus influencias para educar y decir ¡Basta! 

“¿Por qué uno debería cambiar su vestimenta porque a la otra persona no le parece adecuada? Hasta decirlo en voz alta me parece completamente una estupidez. No puede ser que si, hipotéticamente, a Juanito no le gustó mi look, yo tenga que cambiarme o porque a él le parece vulgar que una mujer voluptuosa use escote, tenga que taparme. Nunca me he permitido que el hecho de ser un personaje visible me restrinja, porque siento que todas las personas debemos explorar nuestras aristas. Yo me expreso libremente con mi cuerpo, con mi vestimenta, y con mi maquillaje. La opinión que tengan sobre ello, no va a cambiar nada en mí”.

– ¿Qué se siente tener tu primera portada?

Es extraño y emocionante a la vez; nunca pensé en llegar hasta acá. Si bien siempre tuve en mi mente lo que quería lograr y la importancia de conseguir mis metas, la verdad es que aunque trabajara con muchas ganas, lo veía súper lejano e irreal y no puedo creer hasta donde he llegado, y que esté aquí.

– Hace pocos días te escuchamos decir que si tenías sueños grandes era por tu mamá. ¿Qué crees que dirá ella cuando la vea?

Se va a sentir orgullosa y me lo va a repetir, me lo va a decir como siempre me lo ha dicho y cada vez que pueda. Será tan emocionante para ella como para mí, porque ha estado en todo el camino recorrido, sabe cuánto me costó, conoce el esfuerzo que hay detrás. Será un logro para ambas.

– Indiscutidamente algo así tenía que pasarte; eres toda una revolución en redes sociales  ¿A qué crees que se debe el impacto y llegada que tienes?

Siento que la gente se percata y premia cuando una persona es auténtica, cuando se muestra real y no finge ser un personaje. Yo creo que la gente se dio cuenta de ello y por eso crecí en las redes sociales. Lo que hago, lo que muestro en historias, los vídeos que subo, soy yo y no existe otra persona. Quienes me han acompañado desde el primer día conocen mi historia y siento que, de alguna manera, han creado una especie de conexión que los ha hecho hoy ser parte de mi vida. Además, hay personas que se han sentido identificadas con mi historia y eso también genera un vínculo que aunque sea mediante un celular es verdadero, real y honesto.

Todo comenzó así

¿Cómo partiste en las redes sociales?

Empecé a mostrar en mi Instagram propuestas de maquillajes que yo hacía, muy sutiles, tipo social. Todo esto porque gente cercana me decía “oye, me encantaron tus cejas, ¿cómo te lo hiciste?” o “que lindas se te vean las pestañas”, y como a mí me gustaba maquilar, dije “intentaré hacer tutoriales y veré qué sale”. Empecé y a la gente le gustó. Poco a poco me empezaron a pedir más.

¿Y en qué minuto y por qué comenzaste a interesarte en el maquillaje?

Me ha gustado desde siempre. Recuerdo que le sacaba el labial a mi mamá y me maquillaba en el espejo. Le sacaba la máscara de pestañas a mi hermana, me la llevaba siempre a mi pieza. Trataba de innovar un poco, o sea si estaba de moda tal delineado, yo trataba de ir un poquito más allá y probar cosas nuevas. A medida que fui creciendo, estas ganas fueron creciendo más y más.

¿Te gustaría tener tu propia línea?

Me encantaría y es mi meta. Quiero una línea que refleje todo lo que es para mí el maquillaje, en cuanto a calidad, técnica y expresión. Teniendo una marca, podría entregarle a la gente lo que tengo dentro en forma de colores, texturas y múltiples productos.

– ¿Qué crees que falta para eso? 

Falta concretar; de mi parte están todas las ganas. Quiero que cuando pase todo sea perfecto, todo sea tal como lo imaginé hace veinte años atrás cuando agarré mi primer labial.

– La temática de esta edición es la libertad. ¿Has sentido que ser un personaje visible ha restringido tu libertad? ¿Cómo?

Nunca me he permitido que el hecho de ser un personaje visible me restrinja, porque siento que todas las personas debemos explorar nuestras aristas libremente. Pero lo que sí me ha restringido es el contenido. Hay muchos aspectos en mi vida que los mantengo privados, porque muchas personas se sienten con el derecho de expresar su opinión cuando uno sube algo y está bien, pueden hacerlo, pero a veces esas opiniones son muy negativas, cargadas de maldad o malas vibras, entonces en esos casos prefiero evitar.

-Tenemos la libertad de vestir como se nos dé la gana, pero hay personas que aún no lo creen y se esconden tras un perfil para hacernos críticas. ¿Qué te pasa a ti con eso?

Honestamente no me importa; siento que hay ciertas cosas en las que uno tiene que mantenerse firme. ¿Por qué uno debería cambiar su vestimenta porque a la otra persona no le parece adecuada? Hasta decirlo en voz alta me parece completamente una estupidez. No puede ser que si, hipotéticamente, a Juanito no le gustó mi look, yo tenga que cambiarme o porque a él le parece vulgar que una mujer voluptuosa use escote, tenga que taparme, o que deba taparme porque le incómoda. El problema claramente lo tiene él, no lo tengo yo. 

Yo me expreso libremente con mi cuerpo, con mi vestimenta, y con mi maquillaje. La opinión que tengan sobre ello no va a cambiar nada en mí. Creo que es un método súper importante y que todos debemos seguir. O sea, Juanito qué te importa mi vestimenta, qué te importa el maquillaje que uso, qué te importa; no opines sobre el otro. Y si todos aplicamos esta visión, nadie se metería con el otro y vivirían su vida.

-¿Y las críticas han limitado esa libertad temática de subir lo que tú quieras?

Al principio me afectaba en algún punto porque yo no estaba acostumbrada a que la gente tuviera una opinión negativa sobre mí. Era una exposición nueva, entonces en un principio sí me costó entender que esa opinión no debería repercutir en mi vida y que ni siquiera debería tomarla en cuenta o leerla.

Al final entendí que ese tipo de personas que atacan gratis y libremente a cualquier otro, están reflejando sus inseguridades. Cuando entendí eso ya lo entendí todo y hoy no me preocupo más que de los buenos comentarios y de las buenas vibras.

-¿Y qué le dirías a esos jóvenes que te siguen y que a veces dudan de ser ellos mismos, por los comentarios de otros? 

Quiero que las personas que me siguen sean como quieran ser; que vivan su vida como quieran vivirla. Que sepan que mientras no transgredan la libertad de otra persona están en todo su derecho de hacer lo que quieran. Esto es una especie de mantra en mis redes sociales, que les repito siempre porque yo sigo siendo la misma persona a pesar de las críticas, a pesar de la mala onda, a pesar de lo que se piense por cómo me visto o por cómo me maquillo. Entonces creo que si otros jóvenes ven que hago esto, les estoy dando un poquito de fortaleza para mostrarse como quieren mostrarse frente al mundo.

Presente y futuro

¿Qué quieres proyectar a través de tus redes e imagen?

Quiero que vean que soy una persona como ellos, que tengo pasión, metas y sueños. Que sepan que esos sueños gigantes se pueden cumplir y quiero ser la prueba viviente de esto. Yo vengo de La Pintana, una comuna súper estigmatizada y por lo mismo quiero que se den cuenta que da lo mismo de dónde vengas, da lo mismo todo, porque si tienes ganas y te esfuerzas, serás capaz de cumplirlo. 

¿Has pensado o tienes pensado publicar un libro?

Quiero que la gente conozca mi historia, que sepa por las cosas que pasé, el camino que he recorrido para formarme en la mujer que soy ahora.. Quiero servir de inspiración y creo que contando mi historia lo puedo lograr. 

¿Te da miedo que esto, el ser influencer, se acabe? Si no fuese en redes sociales, ¿dónde te ves?

No, no me da miedo. Me van a ver trabajando de lo que sea y donde sea, para poder cumplir mi meta. Nunca he tenido miedo al cambio; he trabajado desde chiquitita, entonces no es algo como que me atormente la verdad.

Y para cerrar, hagamos cuenta que esta es una cápsula del tiempo, que abrirás/ leerás en diez años. ¿Qué mensaje le dejarías, por escrito, a la Vai del futuro?

Le diría “VISTE que sí se podía”.

Comentarios

Kevin Cortes
Kevin Cortes
Periodista con mención en Comunicación Digital. Ama la moda y el styling masculino.

También te puede interesar