UTL, una nueva marca inspirada en la actualidad chilena

UTL, una nueva marca inspirada en la actualidad chilena

La amenaza de una enfermedad física y mental, problemas personales y la necesidad de sentirse “útil” llevaron a la diseñadora Nathalia Calderón a idear una marca que nombró simplemente ŪTL. “Dejé de ser tan estricta y dura conmigo. Decidí usar lo que tenga y hacer lo que pueda, sin forzar y sin forzarme. Quería hacer algo útil, pero además sentirme útil. Así se me apareció este nombre, un día escribiendo en una libreta, mis ideas, mis proyectos y luego una reflexión: “quiero ser útil”. En un comienzo me sonó a “slogan”, pero dentro de mí sentí que eso era todo lo que quería hacer en ese momento y para el resto de mi vida”, afirma Calderón. Y su marca se relaciona con , transformación y además, inspiración en la actualidad sociopolítica chilena.

-¿Cómo formaste la marca y cómo definirías su estilo?

Llegué a La Serena a comienzos de 2019, luego del fallecimiento de mi padre, Renato. Comencé con la marca en medio del de octubre de 2019. Fue un momento de “catarsis”, donde decidí debía hacer algo más que ir a una marcha. Hice unos pequeños lienzos donde, por ejemplo, escribí el Art. 19 de la actual Constitución (sobre los derechos y deberes). Hice otro invitando a realizar cacerolazos todos los días a las 20:00. Había llegado a una ciudad nueva y no conocía a nadie; había desarrollado un proyecto de tienda y diseño en Coquimbo y finalmente no resultó. Me diagnosticaron algunos trastornos crónicos que me tuvieron muy deprimida; me hice cargo de mi salud mental y ahí fue cuando dije “voy a hacer cosas con lo que tenga, no voy a invertir, voy a reutilizar y reciclar… voy a hacer algo útil, yo quiero ser una persona útil”. Y ese es el estilo de la marca; productos útiles para decir algo, para visibilizar, para expresarse.

-¿De qué manera te inspiras para lanzar los diseños?

Esta primera colección se llama “DESPERTAR” y me inspiré principalmente en el Estallido Social. Decidí utilizar tela que tenía guardada y era blanca. Un vecinito de 10 años que vivía frente a mí, me vió pintando el lienzo con distintas frases. El me dijo que podía escribir “No tenemos miedo” y también dibujar un ojo y que dijera “DESPERTAMOS”; así lo hice y ahora esos lienzos son vestuario, expresan algo.

En general soy muy desordenada creativamente, por lo que las ideas simplente fluyen. Pienso en algo necesario que pueda hacer con los materiales que ya tengo. Soy del tipo “cachurera” así que siempre uso hasta los pedazos de tela peor cortados; de ahí saco una forma que se puede unir a otra y armar una prenda. Pero en general trabajo cada prenda de manera exclusiva sobre un maniquí; uso moldaje sólo para algunos modelos, pero siempre teniendo un detalle distinto, es decir, ninguna prenda se repite.

-¿Qué simboliza el nombre?

Hubo un tiempo en que me sentí muy mal física y mentalmente. Finalmente era un círculo vicioso, donde me enfermaba físicamente; me debilitaba y límitaba tanto que me deprimía. Las cosas no salían bien, tenía el ánimo pero mi cuerpo no me lo permitía. Entoces dejé de ser tan estricta y dura conmigo. Decidí usar lo que tenga y hacer lo que pueda, sin forzar y sin forzarme. Quería hacer algo útil, pero además sentirme útil. Así se me apareció este nombre, un día escribiendo en una libreta mis ideas, mis proyectos y luego una reflexión: “quiero ser útil”. En un comienzo me sonó a “slogan” pero dentro de mí sentí que eso era todo lo que quería hacer en ese momento y para el resto de mi vida, quiero ser útil. (#quieroserutl)

En esa misma libreta escribí el logo a mano, el primer boceto que hice: escribí ŪTL, con un tílde horizontal y eliminando la “i” y usando sólo su punto en la “L”, ése fue el que quedó. Es simple, es útil, es personal y así siento felicidad de que cada cosa en mis prendas fueron hechas con mis propias manos.

-¿Cómo ves el horizonte de la local luego de la pandemia?

No lo veo tan mal, al menos para quienes tienen tallajes definidos y que funcionan pueden vender por Internet y esto es además un costo menos, en vez de arrendar un local o un perchero. Luego de la pandemia, espero que haya un resurgimiento de la vida en ciudad y vida nocturna; que se pueda reunir más gente, así por ejemplo, colectividades del mundo de la moda pueden compartir cómo ha sido la pandemia para ellos. Por mi parte estoy recién comenzando y durante la pandemia me dediqué a generar una producción de un tamaño pequeño. Saqué las fotografías, maquillé y peiné, edité y subo contenido. Seguramente sin pandemia podría haber tenido muchísima más colaboración para hacer un trabajo mucho más rápido y mejor. Confío y espero que todas las áreas creativas comiencen a actuar más colaborativamente. 

Comentarios

Andrea Martínez Maugard
Andrea Martínez Maugard
Periodista y Magister en Comunicaciones. Creadora de Martirio's Way, un blog donde une la moda, la música y el cine, temas que mezcla de vez en cuando a través de sus posts en Viste la Calle.

También te puede interesar