Entrevista a Naya Fácil: “Quiero que mis seguidores vean a alguien que a pesar de todos los obstáculos que puede tener en su vida, es capaz de salir adelante”

Entrevista a Naya Fácil: “Quiero que mis seguidores vean a alguien que a pesar de todos los obstáculos que puede tener en su vida, es capaz de salir adelante”

No ha sido un año fácil para ella, pero como dice esa frase cliché… “Después de la tormenta, siempre sale el sol”. Y en este caso, no sólo salió el sol, sino que también surgieron diversas oportunidades y proyectos que la tienen de alguna u otra forma en lo más alto.

Con más de 800 mil seguidores en Instagram, se ha convertido en una de las chilenas más virales del último tiempo. La influencer, cantante, y ahora protagonista de la portada de una revista de moda, ha sabido no sólo superar un año difícil, sino que también aprovechar cada una de las oportunidades que se le han cruzado.

“Quiero que mis seguidores vean a alguien que a pesar de todos los obstáculos que puede tener en su vida, es capaz de salir adelante, y no por los demás, sino por ella misma”, explica.

La joven de 23 años es consciente del poder que tienen las redes sociales, así como también del poder que está teniendo su imagen, el cual se refleja en todos los saludos y fotos que le piden a la hora de salir a la calle. Asegura que lo que más le ha sorprendido, es ver cómo sus redes sociales pasaron de un público 100% masculino a uno liderado por mujeres, quienes no solo la siguen y disfrutan su contenido, sino que también le envían buenas energías, la aconsejan e incluso la ayudan cuando a través de los sus stories expone sus dudas en las rutinas de skincare o vencimiento de productos.

“De repente me comenzaron a seguir mujeres y fue muy loco, porque para una chica que vende contenido erótico es muy poco probable que la sigan mujeres. Ahora cada vez que ando en el supermercado, es seguro que me van a saludar, la cajera o alguien que esté comprando. Me abrazan, me dicen que les gustan mis videos, como soy y, debo reconocer que siempre he recibido buena onda, nunca me ha pasado que salga a un lugar y alguien me insulte, siempre es puro cariño y amor, y siempre de mujeres”.

– ¿Cómo te sientes con tu primera portada para una revista?

La verdad, estoy muy nerviosa y ansiosa. Siento mucha felicidad por ser portada de una revista tan importante como la de ustedes. Es algo nuevo para mí, y me enorgullece un montón. Voy escalando poco a poco.  

– ¿Qué esperas de esta?

Me gustaría, y quiero, que la gente que me sigue día a día diga: ‘’¡Wow! Mira lo que logró la Naya, y que eso los motive a seguir sus sueños, a surgir. Eso espero, motivar a las personas. 

– Naya, tienes muchos seguidores y  eres muy activa en redes sociales. Compartes tus alegrías, penas, y sabemos que a veces, la gente cree que porque eres un personaje público tiene derecho a opinar de tí, ¿qué pasa en tu caso con eso? 

Para mí ha sido súper complicado. Sobre todo este año, en el que he tenido altos y bajos, he tenido accidentes, he recibo mala onda, y he caído en un estado muy negativo y sí, ha sido culpa de comentarios que me llegan, que quizás y probablemente, siempre estuvieron, pero yo recién este año les presté más atención. En un momento de debilidad, esos comentarios que no me aportaban, ni lo hacen, me llevaron a un nivel crítico. Llegó un momento, tipo febrero – marzo, que ya era mucho, era como una masa que estaba encima mío constantemente y yo trataba de complacer a todos, e incluso dejé de ser yo. Inconscientemente estaba perdiendo mi esencia, caí al hospital, mal, y después de ese proceso me di cuenta que me estaba equivocando al prestar atención. Pero aprendí, y ahora estoy a full nuevamente, estoy renaciendo.

¿Y cuál es la imagen que quieres proyectar? ¿Cuál es la Naya que quieres que la gente descubra o vea ahora?

La verdad quiero que ellos vean a alguien que a pesar de todos los obstáculos que puede tener en su vida, es capaz de salir adelante, y no por los demás, sino por ella misma. Que digan: ‘‘Si ella pudo, yo también puedo’’. Es un poco lo que me gustaría lograr con la portada, también.  

Desde ahora quiero proyectar sólo motivación, positivismo, no quiero entregar algo negativo, anteriormente igual caí un poco en eso. Yo subo muchas historias, para mí las redes sociales son mi mejor amigo, mi familia, todo. Yo subo algo y ya siento que estoy conversando con los seguidores. Subo lo que como, cuando cocino, cuando carreteo, cuando duermo, cuando no duermo. Entonces si estoy subiendo cosas negativas, voy a traspasar eso a través de la pantalla, y no quiero.

Ya que hablamos de motivaciones, ¿con qué sueña Naya Fácil?

La verdad nunca he tenido sueños muy a largo plazo, porque vivo el día a día, no sé, si me gusta algo hoy, en una semana ya lo estoy cumpliendo. Y además, siempre cuento cuando están realizados, ahí los disfruto, los cuento y digo ‘‘Saben qué, logré esto, lo venía planeando hace mucho tiempo, y estoy feliz”.

– Pero en este minuto, ¿estás en camino hacia alguno?

Sí, estoy realizando creo que dos sueños súper importantes. Estoy en ‘‘el proceso de’’, y creo que pronto, antes de fin de año, ya van a saber. 

– “Show, show, yo me pego el show”. Así dice una parte de la letra de tu último y muy contagioso sencillo, y a propósito ¿Tendremos más música? 

Ya saqué tres temas, uno sola y dos que son colaboraciones y, ahora pronto se viene un tema con DJ LIZZ que es buenísimo, ella es una seca en el neoperreo, entonces, sé que ambas vamos a complementar muy bien, en todo lo que se viene. 

¿Y cómo te has sentido en lo que ya has hecho?

Igual he ido ascendiendo, o así lo siento en los videos. Por ejemplo en ‘‘Chupa Loli’’, era súper novata, no había gran producción de maquillaje, ni de vestuario, además estaba muy nerviosa y sobria, hacía gestos de puro nervio. Habían dos cámaras encima mío y nunca había grabado un videoclip, nadie me enseñó cómo se grababa, me decían ‘‘Naya canta tú’’ y ¡Yo no sabía nada! Después llegó “La Sustancia”, y ahí me sentí un poco mejor. Y ahora en “Show show”, ya me manejaba totalmente. La verdad lo paso súper bien, independiente de las reproducciones que tenga, es algo que disfruto muchísimo. 

– Ahora, ¿hacia dónde quieres orientar esa carrera? ¿Quieres dedicarte a la música? 

La verdad dedicarme al 100%, no lo sé, pero me encanta colaborar. Más que ser cantante o profesional, es el proceso el que disfruto a la hora de lanzar una canción. Cómo se escribe la letra, cómo producen el video, el proceso de este en sí. Después me emociona la espera, el lanzamiento, ver cómo la gente lo toma. Te juro que disfruto ese proceso. La verdad, se me presentó la oportunidad de hacer varias canciones y la estoy aprovechando. No sé, si es lo que me gusta en verdad, pero estoy tomando las oportunidades y disfrutando.

– Siguiendo con lo que es música, hay una artista que está sonando mucho y con la cual te han comparado. Hablamos de Kali Uchis…

La verdad hace un tiempo que me vienen comparando con ella, mucha gente me lo decía al DM. De hecho, cuando sacó el video de ‘‘Telepatía’’, me lo enviaban. Y un día, yo estaba bien arreglada, y un par de personas me empezaron a decir “Ahora sí que te pareces a la Kali Uchis’’, y yo por broma subo un video diciendo “Ya estoy harta que me estén comparando con ella’’, pero sarcásticamente. El punto es que despierto al día siguiente, y tenía lleno de mensajes, no entendía mucho, pero ahí me dijeron que en Twitter la gente estaba comentando que ella me había subido, que había comentado un video mío y la verdad al principio me dio mucha vergüenza. No sé cómo llegué donde ella, pero fue un momento súper chistoso. 

– En cuanto a estética, siempre vemos que te están llegando regalitos, ropa, ¿a ti te gusta la moda?

La verdad, es muy loco, porque una de las cosas que recibo bastante son vestidos, y creo que la gente nunca me ha visto con vestidos, pero me llegan muchos. Gracias a los emprendimientos pequeños, he tenido mucha facilidad en vestirme, hay semanas en las que todos los días estoy recibiendo ropa. Para mí es genial, era un sueño que tenía de chica, yo imaginaba y decía ‘‘Cuando sea grande, voy a comprarme mucha ropa’’. Una vez en una historia dije “Quiero una prenda para cada día del año’’, y ahora me llegan poleras todos los días, y es súper lindo que te envíen algo, y a la vez poder aportar a estas pequeñas pymes. 

– ¿No has pensado en hacer tu línea de merch?

Me encantaría, es algo que me llama la atención, pero la verdad soy súper poco creativa. Me gustaría que la gente tuviera algo creado por mí. Quizás puedo ser creativa en subir historias todos los días, en hablar, pero en lo que es arte puro, vestimenta, o algo así, me cuesta mucho. Pero tengo hartas cosas personalizadas en mi casa, desde tazones, calcetines, ropa interior, poleras, tengo jeans, chaquetas, y todo dice ‘‘Naya Fácil’’. 

¿Y te gusta cuando hacen eso de incluir tu imagen?

Sí, y mis frases también. Por ejemplo, tengo chaquetas de mezclilla que dicen ‘‘Fácil pero no gratis’’. Ahora también encargué una polera de un equipo que dice Naya Fácil, y tiene el número 69. Me gustan las cosas personalizadas. 

Sólo, el comienzo 

– Recientemente te realizaste algunos retoques en tu cara y señalaste que era sólo el comienzo… 

Sí, la verdad es que yo comencé con la nariz, fue la primera cirugía que tuve en la vida y me encantó. Yo tenía la nariz súper fea, siempre me molestaban en el colegio, pero nunca fue tema para mí. Usaba el pelo amarrado, me reía, me sacaba fotos de perfil, y todo bien. De hecho físicamente, no sé si podría decir que tengo el autoestima alta, pero sí tengo mucha seguridad en mí. Igual hay veces, días en que me siento mal conmigo misma y lo trato de ocultar, pero en general me siento muy segura. O sea, si tengo el pelo con las puntas partidas, me teñí mal, o no me he sacado las cejas, no me es tema. El cuerpo no afecta mi autoestima, pero al hacerme algunos arreglos, me siento aún más segura de lo que soy, pero sin ellos seguiría siendo la misma persona. 

-¿Es esta misma seguridad la que te llevó de alguna u otra forma a comenzar en las redes sociales?

Sí. Al principio comencé porque me sentía súper sola.Yo no soy de Santiago, la mayor parte de mi adolescencia la pasé en el sur. Entonces después de llegar a Santiago sabiendo que nunca iba a estudiar nada, y que me iba a dedicar a realizar servicios sexuales o vender videos, -por que eso lo supe desde siempre-, me sentía muy sola, no tenía una amiga con quien conversar, con quien compartir, y estaba en una situación muy triste de mi vida. Hacía mucho ejercicio, estuve un año dedicada full al ejercicio para ocupar tiempo en mi día a día. No conocía nada de Santiago, la única vez que conocí algo, salí y una micro me aplastó con la puerta, entonces fue terrible. Yo pensaba que acá era como el sur, todo lento, tranquilo, pero no. Allá donde vivía yo, todos se conocen, se saludan, entonces era tanta la soledad que sentía acá, que se me presentó esto. Al principio yo usaba Instagram para vender videos. Fue una plataforma súper importante para mí a la hora comenzar, porque no era como hoy en día que reportan y censuran las publicaciones, antes se podía subir cualquier cosa y no lo eliminaban. Entonces así partí yo. Al principio, subía contenido sexy por así decirlo, y después comencé a hacer videos hablando, pero nadie conocía mi cara, era muy loco. 

– Todo muy oculto…

Sí, mostraba la mitad de mi cara o a veces mostraba la pura boca y decía ¡Hola, buen día!, pero después me fuí soltando un poco más, se me fue dando solo, de conversar día a día, y  ahí llegó el público femenino, porque al principio mi público eran puros hombres, hombres, y hombres. Cuando fui contando mi día a día, de repente me comenzaron a seguir mujeres y fue muy loco, porque para una chica que vende contenido sexual es muy poco probable que la sigan mujeres, obviamente siempre son más hombres, y ahí mis redes sociales comenzaron a ser 50% hombres y 50% mujeres. 

– Tocas un tema súper importante, ¿qué te pasó a ti con eso, con que mujeres te siguieran, te apoyaran y se interesaran en tu vida? 

Llegó en el que producto de la censura de Instagram cambié drásticamente el contenido, y pasé mostrar unos videos, a hablar de mí, de la persona que estaba detrás, y ahí claro las mujeres fueron un punto súper fuerte, y hasta el día de hoy. Por lo que los hombres, claro, te compran un video, pero ellos no te van a saludar en la calle, ni te van a dar un abrazo, al contrario, para ellos, la privacidad que hay en ese proceso es muy importante, pero una mujer no. Yo ando en el supermercado y es seguro que alguien me va a saludar, la cajera, alguien que ande comprando, y me abrazan, me dicen que les gustan mis videos, como soy y, debo reconocer que siempre he recibido buena onda, nunca me ha pasado que salga a un lugar y alguien me insulte, siempre es puro cariño y amor, siempre de las mujeres. Estoy muy agradecida de todas las chicas que me siguen y siempre me entregan buena onda. Gracias a ellas he podido salir de los malos ratos que he pasado. Hay gente que me tira buena vibra, que me dice que no pesque la mala onda, y son quienes estuvieron cuando toqué fondo y me seguían, y siguen apoyando.

– Tú lo mencionas. Cuando empezó esto de la censura en Instagram migraste a Twitter, pero en Instagram seguiste sufriendo con el cierre de tus cuentas, y el perder todo ese contenido y trabajo que habías generado… 

Sufrí mucho con una. Llegué a sufrir al nivel de entrar casi en depresión, comía todos los días de angustia, pena, ansiedad. Era mi cuenta oficial, que se llamaba @nayafacil, y me la inhabilitaron y ahí quedé mal, pero no fue tanto por la cantidad de seguidores, porque se recuperan, es porque se eliminó todo mi contenido, y en ese tiempo era contenido muy lindo e importante. Ahí tenía mis primeros eventos, mis viajes, Instagram era mi galería. Entonces tenía recuerdos de cuando llegué a vivir a Santiago, el proceso, cuando estudiaba, tenía muchas cosas. Y claro, sí, a veces me inhabilitan las cuentas pero llega un punto en que uno se acostumbra, y se usan las cuentas de respaldo. Al menos en mí nació eso y ahora tengo una cuenta de respaldo oficial y mi cuenta grande, pero igual es una lata. Ahora me inhabilitaron mi cuenta de respaldo de más de 400 mil seguidores, hace como dos semanas, y es fome porque llegar a ese punto es una lata para mí y una lata para la gente porque ellos dicen “ay, de nuevo hay que seguirla”, y llega un punto en que se aburren de seguir tantas cuentas. 

– ¡Y se confunden!

Sí, también. Además cuesta encontrar las cuentas, a mí me pasa, a veces estoy en un carrete o salgo a comprar y me dicen “Naya, ¿cuál es tu Instagram”, y lo intento buscar y “esa no soy, no soy, no soy”. Entonces para la gente igual es difícil. 

– Y para cerrar ¿Hay alguna pregunta, que nunca te hayan hecho, y que te gustaría que te hicieran? 

Nunca me han preguntado que pasa conmigo después de que salgo a la calle, qué pasa conmigo cuando llego a mi casa, qué pasa luego de subir una historia, que pasa en ese momento a solas conmigo, con mi soledad. 

– ¿Y qué pasa?

Recién estoy comenzando a lograr muchas cosas, y me cuesta a veces pensar o creer que la gente me conoce. Lo que te decía, voy a un supermercado, o pido un auto y la gente me dice “¿Eres la Naya?”, y me cuesta creer que mi cara la conozca un gran porcentaje de gente. Me cuesta creerlo hasta el día de hoy. Muchas personas me dicen “eres famosa”, “eres conocida”, yo no me siento famosa, no me siento así. Y por lo mismo, en mi soledad, hay sentimientos encontrados, de angustia, pena, felicidad.  Uno se siente súper distinto, a cuando por ejemplo está en un evento. A mí me pasa que llegaba y me sentía llena, pero a la vez muy vacía.

Pero se me han presentado oportunidades muy lindas, y solo estoy aprovechado y pensando en lo positivo y ojalá que la gente siempre haga eso, que no se estanque con las malas vibras, que siempre van a existir.

Producción: @majoarevalo_ para @vistelacalle
Fotógrafo: @estudiolertora
Maquillaje y Pelo: @carla.maquilla
: @xkevincortes
Video: @gato33producer
Vestuario: @bernardo_santander y @matias_hernan
Locación y agradecimientos: @nhcollection.ame
Vestido: @matias_hernan

Comentarios

Kevin Cortes
Kevin Cortes
Periodista con mención en Comunicación Digital. Ama la moda y el styling masculino.

También te puede interesar