Paloma Rodríguez y el arte de vestir las protestas

Paloma Rodríguez y el arte de vestir las protestas

Con la misión de acercar el a la gente, la artista visual chilena Paloma Rodríguez, llenó las calles de la capital con sus obras durante el y hoy se encuentra experimentando en nuevos formatos, ejercicio que le ha permitido plasmar sus diseños -llenos de activismo y color-, en prendas de vestir. “En el fondo, es como llevar la protesta puesta”, asegura. 

Paloma se dedica hace más de 20 años a la disciplina de la pintura al óleo y en su cuenta de Instagram @palomarodriguez.cl comparte sus creaciones, donde se puede ver desde un clásico cuadro en bastidor hasta poleras y mascarillas con sus obras. La artista nos habló de lo orgullosa que se siente cuando la gente utiliza sus diseños y nos adelantó acerca de una colaboración que está preparando con la diseñadora Nieves Marin, la que la tiene muy feliz.

Vi en tu Instagram que hace tiempo pintabas chaquetas a mano. ¿En qué momento dijiste ‘voy a plasmar mi arte en la ropa’?

Eso fue desde un principio, porque para mí era súper natural pintar. Entonces, si yo ya pinto sobre bastidores, era muy normal pasarme de ese bastidor a una prenda de vestir, aunque generalmente lo hacía con una prenda para mí o algún amigo. Pero desde principios de 2019, me lancé con chaquetas de mezclilla, después me pasé a las zapatillas, a los bolsos y ¡me encantó! Encontré que era súper entretenido, es un ejercicio que a uno lo obliga a salirse de su zona de confort y a mí me gusta eso; me gustan los desafíos, porque hacen más entretenida la vida.

¿Cómo influyó el estallido social en ti como artista y en tus diseños?

Influyó mucho, porque yo siempre había estado envuelta en los espacios establecidos para mostrar mi arte, como las galerías por ejemplo y llevarlo a la calle abrió la posibilidad para que otros vieran mi obra. También, me dio mucha más fuerza a ser más directa con lo que yo pensaba, con mis convicciones y motivó mi trabajo, me hizo tener una producción mucho mayor a la que tenía antes. Y creo que el objetivo de acercar el arte a la gente por fin se estaba cumpliendo, eso fue algo muy bonito, para mí y para mi obra.

¿Qué significa para ti, comunicar con tus obras, a través de la ropa?

En el caso de la ropa, yo había partido haciendo intervenciones con pintura sobre ellas antes del estallido social, pero eran obras que quizás no eran tan directas con lo que yo pensaba, todavía seguía siendo un poco tímida. Entonces, si nos introducimos en ese contexto de protesta y de denuncia social y política, el hecho que la gente quisiera llevar la ropa con esos diseños era un acto político. En el fondo, es como llevar la protesta puesta, entonces, esa sensación de que la gente quiera vestir mis obras a mí todavía me sorprende. 

Paloma está consciente que muchas personas no cuentan con los recursos para adquirir una obra original, por lo que está llevado su trabajo a nuevos soportes, como las poleras, un arte más accesible y en ediciones limitadas, pero que asegura, son prendas especiales y únicas. 

Empezaste a hacer poleras con tus obras, cuéntame sobre eso.

Antes de la pandemia, empecé a hacer poleritas porque las personas me empezaron a pedir, no es algo que a mi se me ocurrió. Hice cuatro modelos y cuando llegó la pandemia lancé mascarillas con mis cuadros, las empecé a sacar en ediciones limitadas. La respuesta fue super favorable. Voy a seguir haciendo poleras porque me ha gustado bastante. La idea es empezar a llevar en poleras todas las obras que hago en bastidor con óleo. Entonces, van a ir siendo ediciones de todos mis distintos cuadros. 

¿Cómo funciona el sistema de ventas?

Vendo todo por Instagram, subo una publicación y abro el encargo, lo dejo ahí como por una semana y agendo, mando a hacer y después vuelvo a subir otra publicación. A veces sucede que alguien no alcanzó a ver la primera publicación y después cuando subo la foto posterior -cuando ya están hechos los encargos-, me dicen ¡ay pucha no lo vi!, entonces ahí tengo que abrir otro encargo para los rezagados y después lo envío. Me gusta enviarlo lo más pronto posible.

¿Trabajas sola?

Trabajo sola; todo lo hago yo, desde el logo de las bolsas, concretar los envíos, responderle a cada una de las personas que me escribe cuando quiere comprar alguna polera o algún bolso. Trabajo de acuerdo con lo que yo puedo ofrecer según mis capacidades. Creo que el arte siempre ha sido súper independiente y la autogestión siempre ha estado en todo.

Podemos encontrar poleras, bolsos, zapatillas, hasta mascarillas con tu arte. ¿Quizás en un futuro vendrán otro tipo de prendas?

¡Sí! Se viene un abrigo de la “Mujer Maravilla”, es una colaboración que estoy haciendo con la diseñadora Nieves Marin, quien tiene ropa muy bacán; es como teatral, es para mujeres con personalidad y hace mucho tiempo que veníamos hablando de esta colaboración y decidimos que el diseño tenía que ser la “Mujer Maravilla”, la del mural con las pañoletas. No puedo decir mucho, porque el abrigo no es solo mío, lo que sí puedo adelantar es que ya están listos los diseños, son diseños de autora, eso me tiene muy emocionada. 

¡Genial! y ¿Quizás después de esta colaboración se vengan otras? o ¿Tal vez crear alguna línea de ropa?

Esta es mi primera colaboración, así que quién sabe qué se viene, yo feliz de hacer más y de repente tener una línea, me encantaría, te juro, encuentro que es demasiado entretenido intervenir ropa. Creo que el arte tiene que llegar a todas las personas y ojalá por todos los medios posibles. Yo encuentro que el arte alegra la vida y en este periodo que estamos viviendo, que es tan difícil, creo que se necesita más arte que nunca, por salud mental, emocional, visual, por todo. 

¿En qué estás ahora?

Estoy trabajando en los diseños de ropa, también se vienen unos tote bags, todo lo que sea y que ayude al reciclaje, que sean cosas que podamos reutilizar, que ayuden al medioambiente, para mí eso es fundamental.

Te gustaría dar algún mensaje para tus seguidores y las personas que compran tus prendas 

¡Hay tanto por decir! Darles muchas gracias, a mí me emociona mucho cuando la gente quiere tener mi arte y que lo apoya sobre todo, es algo que me llena el corazón. Siempre digo “el arte es resistencia” y esas personas que van en contra de la censura, que la denuncian, que fomentan y promueven el arte, y que están dispuestos a adquirirlo, ayudan mucho a la labor de mantenerlo vivo. A la gente que me sigue también le doy muchas gracias por estar ahí siempre. 

Fotos: Instagram de Paloma.

Comentarios

Paula Pareja
Paula Pareja

Periodista Licenciada en Comunicación Social, apasionada por el arte y el estilo en todas sus formas

También te puede interesar