Conversamos con María Jose y Trinidad Bozo, las creadoras de la marca de accesorios Dominga Collection

Conversamos con María Jose y Trinidad Bozo, las creadoras de la marca de accesorios Dominga Collection

Tendencia, elegancia, y al mismo tiempo, un viaje sofisticado a lo infantil, es lo encontrarán en Dominga Collection la firma de de las hermanas María José y Trinidad Bozo. Productos 100% personalizados, y que sin duda responden a las retros que hemos comenzado a ver nuevamente en el mercado, y que ellas reinterpretan y potencian.

“Dominga surge de querer hacer algo nuestro. Ambas somos emprendedoras, trabajamos para nosotras y en lo que nos gusta. Es un PYME que utiliza muy bien los recursos disponibles digitales del marketing y la estética, tópicos que las dos trabajamos por nuestras carreras”.

 

 

¿Qué encontraremos en Dominga?
Tendencia, elegancia, y al mismo tiempo, un viaje sofisticado a lo infantil, con una mirada atrevida, y que además, divierte estéticamente. Dominga es una propuesta única, hecha a mano y personalizada.

 

¿En qué se diferencia de otras del mercado?

En todo. Tenemos un que mezcla tendencias de finales de los 90’ y principios del 2000 jugando con ese viaje a la niñez, pero de una forma casual y elegante, al mismo tiempo. No lo he visto -de una forma definida-, en otras marcas. Otro punto importante es la utilización de redes digitales, insumos de primer nivel y de que nosotros le damos ese toque personal. Dominga Collection es para cada una de nuestras clientes, es 100% personalizado.

¿Cómo ha sido crear en cuarentena?

La verdad es que la cuarentena ayuda a marcas que se mueven por Instagram. El mayor desafío es la compra de insumos, pero más allá de eso, se vende bien porque baja la competencia.

¿Y qué ha sido lo más difícil de emprender en esta época? 

Emprender es un riesgo, tiene costos. Pero no hay mayor placer que manejar tus tiempos, platas, productos y clientes. Uno ama su marca, y te bancas los meses sin ganar dinero, porque sabes que es así, y que se pondrá mejor.

Dominga no es nuestra primera empresa y sabemos cómo funciona. Hay que dejar crecer y volver a re-invertir, así por lo menos un año. Entonces, esto es amor a tu producto y a que tus clientes lo disfruten porque tú vives de ellos, así de simple.

¿Cómo es trabajar juntas?

Hace tiempo trabajamos juntas y nos complementamos full; mi hermana María José tiene empresas, es muy ordenada. Ve costos, proovedores, futuras expansiones y marketing. Yo, hago todo a mano, creo los productos uno a uno, manejo redes y embajadoras.

¿Qué es lo que se viene para Dominga?

 

Vienen muchos planes con Dominga Collection. Crecemos muy rápido y las ventas van bien, la publicidad avanza fuerte. Pronto habrán
novedades, nuevos puntos de venta off line. A futuro, iremos mucho más lejos… En cuanto a nuevos modelos, siempre estamos creando accesorios, elementos y tipos de collares basados en tendencias nuevas o rescatando algunas ya pasadas. Tenemos que sorprender e imponer, no seguir, esa es la pega.

Fotos: Instagram y @constanzarubilar_

Comentarios

Kevin Cortes
Kevin Cortes

Periodista con mención en Comunicación Digital. Ama la moda y el styling masculino.

También te puede interesar