Entrevista al diseñador Sebastián del Real Ossa: “Este periodo ha sido de gran crecimiento personal, emocional y profesional”

Entrevista al diseñador Sebastián del Real Ossa: “Este periodo ha sido de gran crecimiento personal, emocional y profesional”

La marca homónima del diseñador nacional Sebastián del Real Ossa se creó en el año 2005, donde después de cuatro años llenos de trabajo lanzó su primera colección. Desde ahí en adelante su trabajo se caracteriza por presentar una imagen femenina, refinada y elegante, que tiene como objetivo destacar el cuerpo de la mujer. Hace seis semanas atrás su nueva colección fue expuesta, teniendo como vitrina la red social Instagram. A continuación, Sebastián nos cuenta cómo ha llevado el diseño y la en tiempos de .

-Hace aproximadamente seis semanas atrás lanzaste tu nueva colección, la misma que ya estaba casi lista antes de que empezara la pandemia en , en ese contexto quisiera saber ¿La llegada de la pandemia en qué proceso te encontró?
La llegada de la pandemia nos encontró con varias novedades que lamentablemente tuvimos que posponer. En primer lugar, estábamos remodelando el espacio en el que recibimos a nuestra clientela, en busca de poder tener un lugar mejor acondicionado y tranquilo para atenderlas. Esta remodelación tuvo que posponerse y recién pudimos retomarla a mediados de agosto, y afortunadamente ya está ok. También estábamos en pleno desarrollo de la colección de invierno, prácticamente en los últimos ajustes y correcciones. Faltaban algunos detalles de
las piezas y también faltaba el desarrollo de la campaña, que solemos hacer a mediados del mes de marzo. Dado el contexto, no hicimos campaña de colección y decidimos mostrarla de una manera más sencilla (Instagram).

-¿Qué fue lo que te motivó para lanzar su nueva colección mediante la red social Instagram?
En primera instancia, la necesidad de poder comunicar que seguíamos trabajando a pesar de todo lo acontecido. Ha sido un año muy difícil, no solo la pandemia ha golpeado nuestra economía. Tenemos una importante crisis social también a cuestas, y desde hace aproximadamente un año el ritmo de ventas y de movimiento de la marca no ha sido el habitual. Son factores externos que sin duda afectan el funcionamiento de cualquier empresa, del tamaño que sea, y si bien pensamos, en algún momento, guardar la colección para la siguiente temporada, decidí que era necesario mostrarla. Todo tiene un lugar y un momento, y por lo
mismo no quise hacerla esperar más, a pesar de que la manera de hacerlo no iba
a ser la habitual.

-¿La colección tuvo la aceptación que esperabas por parte el público?
Afortunadamente si hubo una buena recepción. Hemos tenido pedidos, y siempre es un agrado ver que los diseños que uno propone por temporada son de interés de tus clientas habituales y de nuevas mujeres que encuentran en mis diseños algo que las interpreta y las representa.

-¿Has podido trabajar en próximas colecciones? Si la respuesta es sí, ¿podrías adelantar un poco de que se tratarán?
Una vez regresamos al taller, luego que las comunas donde vivo y trabajo pasaron a la misma fase, puse manos a la obra en la nueva colección. Esta colección que presentaré para primavera tiene harto que ver con la situación en la que la marca se encuentra actualmente. Estamos utilizando solo lo que tenemos disponible en el taller, tanto textiles nuevos como reciclados, lo que creo fue una decisión muy oportuna. Como marca hemos subsistido un periodo difícil, y por lo mismo nos hizo sentido buscar inspiración, materialidad y mano de obra, en lo que había aquí. Hemos tomado piezas antiguas de diversas colecciones y las hemos
desarmado completamente para darle un nuevo propósito a estos textiles que estaban guardados, siempre buscando que se vean y funcionen como piezas completamente nuevas. También hemos decidido usar una selección de telas importadas que tienen gran personalidad y colorido, buscando con ello soñar un poco y salir de esta sensación de encierro que llevamos arrastrando hace unos meses dado la pandemia. La confección de las piezas se ha hecho en un 100% en el taller, ya que nuestro taller externo lamentablemente no trabajara más en
costura. Ha sido un proceso muy energizante y además revelador, en el sentido de hacer una colección con características aún más “slow” que antes, en el que el upcycling y textiles de alta calidad realizados completamente a mano son los absolutos protagonistas.

-¿Crees que la crisis sanitaria es una oportunidad para reinventarse? o el encierro producto de cuarentenas ¿es una oportunidad para reinventarse?
Pienso que sin duda alguna todos hemos vivido procesos importantes, tanto personales como profesionales, durante este periodo. Si bien la marca hace tiempo tiene un ritmo más lento, momentos como este dan validez a esa decisión. Como individuo y como marca me interesa mucho generar productos de calidad, de larga durabilidad y permanencia, clásicos que puedan funcionar en el armario durante muchas temporadas, y también utilizar mis recursos de la manera más eficiente posible. Y justamente eso es lo que me reafirmo este periodo.

-¿Cómo es trabajar en moda en plena pandemia?
Es complejo, un desafío bastante grande. Hay días y situaciones difíciles, y días mejores en los que todo calza y se avanza bastante. De igual forma, puedo decir que este periodo ha sido uno de gran crecimiento personal, emocional y profesional, y espero que a pesar de que esta pandemia sigue activa, podamos disfrutar de lo que la vida nos ofrece día a día, y sacarle a ello el mejor partido.

Pregunta Bonus: ¿Cómo fue el proceso de adaptación a la “nueva realidad”?
Hubo meses en los que lamentablemente no pudimos venir a trabajar al taller. Por lo mismo, la posibilidad de atender a nuestras clientas se vio afectada, ya que el trabajo que hacemos es principalmente presencial. En el taller vemos el calce de las prendas, las correcciones o modificaciones que cada clienta quiere hacerle al producto (ya que hace un tiempo estamos trabajando con muestras y pre-order) y eso dificulto bastante la salida de la colección. Si bien por plataformas como IG o FB pudimos concretar algunas ventas, no ha sido lo mismo. Afortunadamente algunas clientas se animaron a revisar las piezas de manera remota, y pudimos con ello subsistir durante los meses de cuarentena obligatoria. En cuanto al momento actual, tenemos nuestro taller abierto y la agenda se está moviendo más. Contamos con un espacio seguro y cómodo, en el cual podemos atender tranquilamente a nuestras clientas, con un máximo de aforo diario, y tomando todas las precauciones antes de que lleguen las clientas y una vez se retiran. La idea es responder a esta situación haciéndonos cargo de la mejor
manera posible, y asegurar así que quienes quieren vestir nuestros diseños puedan hacerlo, y quienes han a visitado nuestro taller se sienten felices de poder hacerlo.

Comentarios

María Isabel Romero
María Isabel Romero

Estudiante de Periodismo de la Universidad Austral de Chile, apasionada por la investigación, la Historia, el aprendizaje constante, devota a la vida en armonía con la naturaleza, fiel al estilo de vida saludable y buena amiga de las verduras

También te puede interesar

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com