Conversación con el curador de arte Ricardo Reyes sobre cholos, pachucos y la evolución del estilo en Los Angeles

Conversación con el curador de arte Ricardo Reyes sobre cholos, pachucos y la evolución del estilo en Los Angeles

Entrevistamos a Ricardo Reyes, curador y coleccionista, quien se ha desarrollado como
artista y educador de generaciones de latinos al este de Los Angeles, . Ricardo ha visto cómo ha sido la evolución de estilos como los míticos pachuco y , quienes dada la forma de vestirse, se expresaban buscando mostrar estatus. Hace 30 años dio una entrevista, donde contó cómo la manera de crear graffitis fue una forma de expresión y creación en las calles que equivalía a tener una casa, con un gran jardín en Beverly Hills. Esta forma de arte fue señalada y castigada, al igual que la forma de vestir de los pachucos.

Sus publicaciones en Homeboy Beautiful -un zine que queer creado por un artista en el mismo
barrio del este de Los Angeles-, muestran la objetificación de los cholos y cuerpos latinos, bigotes y pantalones de mezclilla, en fotografías y pinturas. Pero, ¿de dónde viene está estética masculina? Varios autores siguiendo estos temas han dicho que la creación de estas son ciertamente tan norteamericanas como el pie de manzana, ya que sin haber migración, la necesidad de pertenecer y las prendas que los jóvenes podían adquirir en una ciudad como Los Angeles.

-¿Dónde se originan los pachucos?
Los pachucos se originan como resultado de la opresión hacia los mexicanos, gente que acababa de llegar y era influenciada por la que venía de la costa este, marginalizados vestidos en estos looks: zoot suiters, una fedora con una pluma y una muy ancha gabardina, pantalones doble plisados también flojos y zapatos especiales, además de una cadena para usar un reloj; se vestían muy formales. Ellos se sentían marginados, había una opresión muy grande contra los mexicanos, ya que vinieron como fuerza obrera y hacían los trabajos que los afroamericanos no querían hacer. Y comenzaron a copiar los trajes, bailaban swing y boggie , las mujeres usaban abrigos con hombreras y faldas muy apretadas con medias. La gente norteamericana o los gringos los miraban como un blanco hacia el racismo. Y comenzaron a formarse pandillas como la white fence, que se localizaban en el este de Los Angeles y que fueron víctimas de abusos. La policía los acababa arrastrando, los desnudaba y los lanzaba a la calle.

Después comenzaron a sacar graffitis y usaron kalo, que era una mezcla de inglés y español;
por ejemplo, usaban nombres como smiley y spuky. Decían saffo, que significa lo que tú me digas se te regresa ti y palabras como rifa. También usaban números para marihuana como el 13  y evolucionaron. Sus hijos se convierten en cholos, vestían Dickies, khakis planchados con algodón, todos bien arregladitos.

-¿Por qué que crees que el empoderamiento sobre la ropa era un motivo de ataque?
Porque ellos querían ser elegantes pero no se vestían así, como los demás; ellos usaban el exagerado, como para escupir sobre la .

-¿De dónde conseguían su ropa?

Pues barato no era. Tenían que trabajar mucho, lo que va en contra de lo que decían: que eran
flojos.

-¿Crees que la delincuencia que hubo ayudó a que fueran víctimas de discriminación?
Sus pandillas era una forma de auto defensa, pero si eran muy malos con ellos, incluso los colgaban a los mexicanos. Su ropa era una especie de armadura.

-¿Cuándo fue que empezaste a ver qué elementos norteamericanos se meten en sus looks?
Fue como en los ’50 cuando comenzaron los crossovers, los whitexicans, los gringos que
querían ser miembros de la pandilla y se tenían que vestir como los cholos pero eran muy pocos. También comenzó con los prisioneros de cárceles y por eso usaban los pantalones a media cadera, el paño en la cabeza también viene de allá, de ese momento de la mezcla de culturas. Pero en si, incluso los cholos actuales tienen como un vestigio a los pachucos.

-¿Qué ves ahora en éstos?
Que los latinos siguen usando pantalones sueltos y los shorts de basketball debajo de la rodilla, lo que les hace ver como alguien que identificas como cholo. Así fue con los zootsuiters, pensaron que tendrían respeto pero fueron perseguidos. Como una forma de cerrar esta pequeña conversación: el artículo titulado “Resistencia a través del estilo: la Juventud Mexicano/ Americano en contra de la marginizacion” de la revista Vestoj, nos dice que los jóvenes en esa forma de vestir a menudo a través de sus tatuajes, su ropa, sus archivos criminales, crean un nombre y reconocimiento en su comunidad o barrio y es a ésto a lo que tienen que renunciar para poder encontrar una forma de sustento en la sociedad, la misma que los margina. Los jóvenes están dispuestos a tener un cambio de código de vestimenta, a usar Levi’s un poco apretados por dinero. Esto me recuerda a una entrevista que Carla Bruni dio para Vogue, donde dijo que algunas personas tienen que despertarse y hacer una hora de camino al trabajo, yo tengo que caminar sobre la pasarela en un pantalón talla 3 cuando soy 5; cada uno sufre de manera distinta.

Comentarios

Isaias Delgado
Isaias Delgado

Entrevistas, estilo y más.

También te puede interesar

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com