Conoce a Polina Osipova, la joven artista de San Petersburgo que crea impresionantes trabajos de joyería

Conoce a Polina Osipova, la joven artista de San Petersburgo que crea impresionantes trabajos de joyería

Navegando por Instagram podemos encontrarnos con un gran número de artistas. Y es en esa búsqueda  que llegamos al perfil de @polinatammi , una joven artista de San Petersburgo que crea impresionantes trabajos de y bordado. Lágrimas y gotas de sangre hechas de cristales, coronas adornadas con ojos y cámaras de seguridad construidas a partir de perlas, son parte de los trabajos que Osipova modela en cada una de las selfies que publica.

“Estudié joyería en la universidad después de mudarme a San Petersburgo. Desde que tengo uso de razón, siempre me han apasionado las joyas, y quiero que mis obras no sean un objeto pasivo, sino algo interactivo, algo que pueda tocar, sostener o poner. De alguna manera, siento que la portabilidad te permite obtener una comprensión más profunda de una obra de y la idea que hay detrás”, contó al medio Garage.

Su trabajo va más allá de los estético, ya que a través de sus creaciones coloca sobre la mesa distintas temáticas relacionadas  a la cultura tradicional e historia de Rusia. Rituales nupciales eslavos, el folclore infantil y la vigilancia son parte de cada una de sus obras.

“Como muchas personas, me criaron con cuentos de hadas, fábulas y leyendas populares transmitidas de generación en generación. Mi madre, mi tía y mi abuela solían leerme sobre los diferentes rituales tradicionales de las culturas rusa. Por ejemplo hay una tradición en Chuvashia (y hasta donde yo sé, en algunas otras culturas eslavas), que involucra a la novia llorando y cantando una canción triste sobre dejar atrás la casa de sus padres, sus amigos, familia y la libertad para casarse con su esposo, todo mientras los invitados celebran y se divierten en la boda. Este ritual se imprimió en mi imaginación y luego encontró su salida en forma de proyecto de “lágrimas de cristal”. Además de esto, soy una persona muy emocional que a menudo encuentra alivio llorando”, explicó.

El trabajo de la artista de San Petersburgo ha sido tan bien recibido que incluso trabajó para la firma Gucci en la realización de un filtro de Instagram. Específicamente en un tocado de perlas con una silueta de cámaras de vigilancia (con la cual toca el tema de la falta de privacidad personal y vigilancia global), que más allá de la virtualidad, dicha obra forma parte de los trabajos que podemos encontrar en su cuenta de Instagram.

Comentarios

Kevin Cortes
Kevin Cortes

Periodista con mención en Comunicación Digital. Ama la moda y el styling masculino.

También te puede interesar