Los iconos que perdimos esta década

Los iconos que perdimos esta década

Muchísimos actores, músicos, directores de y leyendas nos dejaron en estos 10 años desde el 2010. Nombres que marcaron nuestra infancia o adolescencia, que nos acompañaron en la gran pantalla o en la radio, y entre ellos muchos que fueron pioneros de alguna manera, que se atrevieron a ir más allá y fueron rebeldes en una época donde todas las reglas eran aun más estrictas. Aquí recopilamos algunos de los más importantes que se han ido en estos 10 años.

David Bowie: Una de las grandes pérdidas que sufrimos no solo en lo musical, sino también en la cultura en general. El británico había emergido sorprendiendo a todos con nuevo material luego de varios años de silencio, aunque no sabíamos que sus últimos discos eran en verdad una herencia que nos legaba para contrarrestar su enfermedad: el ocultó que sufría de cáncer y que le quedaba muy poco de vida. Así, en enero del 2016, le dijimos adiós de manera definitiva.

Prince: Otra leyenda que ocultó enfermedades y que siguió sacando discos inéditos sin parar. Prince apareció incluso en la serie New Girl y daba señas de continuar un legado que iba más allá de lo musical, que traspasó al cine y además que instaló la androginia y el homenaje inminente a Little Richard. Falleció sorpresivamente en 2016 de una sobredosis accidental.

George Michael: Quizás muchos recordamos de inmediato la fecha en la que vimos que George Michael habá muerto; era un 25 de diciembre de 2016, en plena Navidad. El intérprete de Wham, el dúo pop más importante de los ’80, se había consolidado en solitario hace rato y sus videos que cruzaban la , son todo un legado. Falleció producto de una enfermedad al hígado.

Amy Winehouse: Una voz que se fue demasiado pronto y que dejó canciones y un estilo inconfundible. En julio de 2011 escuchábamos la noticia acerca de su muerte producto de envenenamiento por alcohol. En Camden se erige una estatua que nos recuerda su talento más allá de los excesos.

Whitney Houston: Fue la cantante más popular de principios de los años ’90 con una reversión de un clásico de Dolly Parton llamado I will always love you. Whitney era el sueño de toda aspirante a artista y como muchas luchó contra distintas adicciones. Finalmente en febrero del 2012 su corazón dejó de latir producto del abuso de drogas que mantenía desde principios de su carrera.

Elizabeth Taylor: Una leyenda como pocas, la mujer más hermosa del mundo para muchos. Sus matriomonios, joyas, frases para el bronce y apariciones estelares la transformaron en icono y también sus obras de caridad que se atrevieron a instalar temáticas que para ese entonces eran prohibidas: fue una de las pioneras en recaudar fondos para la investigación de curas para el SIDA. Taylor vivió una larga vida llena de éxitos en el cine y también historias curiosas, aunque su tórrido romance con el actor Richard Burton es uno de los más reconocidos de la historia. En 2011, a los 79 años, falleció a raíz de un ataque cardíaco.

Lauren Bacall: Fue descubierta por la mismísima Diana Vreeland, engalanó portadas de Vogue poco antes de dar el salto al cine y además, enamorar a Humphrey Bogart, con quien compartió toda una vida. La actriz Lauren Bacall fue una de las últimas estrellas originales en seguir su carrera; en 1997, fue nominada por primera y única vez al Oscar gracias al inolvidable rol como la madre de Barbra Streisand en El espejo tiene dos caras. Falleció de un ataque fulminante en 2014.

Joan Rivers: La más deslenguada de las mujeres en televisión, Rivers emergió como comediante en los años ’60 y siguió con esa ácida crítica y los dichos más polémicos de todos a través de su carrera, que la llevó a conducir el programa Emergency en E!. A punta de comentarios sobre alfombras rojas y chismes, la reina de la TV encandiló a una nueva generación, poco antes del lanzamiento de su propio documental donde se ven todos los pasos de su carrera. Falleció en 2014 por problemas cerebrales.

Aretha Franklin: La cantante más famosa de todas y la reina del se convirtió en un icono en los años ’60, dejando tantas canciones como letra de poder feminista existen. Luchó contra prejuicios, contra el racismo y mucho más, no sin antes recibir tantos premios como alabanzas y homenajes en vida es posible. Falleció en 2018 prodicto de un cáncer al páncreas y el próximo año se espera el estreno de su biopic protagonizada por Jennifer Hudson, quien fue escogida por la propia diva antes de morir.

Donna Summer: Otra reina pero de la música disco, Summers fue imabtible en los años ’70 cuando se transformó en una popular cantante, siempre imitada pero no igualada. Tantos éxitos tenía que sus canciones aun son clásicos y su estilo varió a través de las décadas. Murió en 2012 luego de luchar contra el cáncer.

Lee Radziwill: La hermana de Jackie O. fue un icono en su propio derecho: primero como se hizo reconocida en páginas de revistas, pero también como parte de los cisnes de Truman Capote. Su estilo era impecable y su popularidad crecía: era amiga de los Rolling Stones, modelo de Cecil Beaton y hasta se convirtió en Princesa en los años ’50. Murió producto de causas naturales este año, a los 85.

Fotos: IMDB, Zimbio.

Comentarios

Andrea Martínez Maugard
Andrea Martínez Maugard

Periodista y Magister en Comunicaciones. Creadora de Martirio’s Way, un blog donde une la moda, la música y el cine, temas que mezcla de vez en cuando a través de sus posts en Viste la Calle.

También te puede interesar

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com