Entrevista a la marca chilena ILÉ Slow Fashion: “Hasta ahora el mayor desafío de hacer moda ética, ha sido mantener una variedad de productos acorde al mercado del vestuario y que a la vez responda a nuestros principios sostenibles”

Entrevista a la marca chilena ILÉ Slow Fashion: “Hasta ahora el mayor desafío de hacer moda ética, ha sido mantener una variedad de productos acorde al mercado del vestuario y que a la vez responda a nuestros principios sostenibles”

Tamara Tenreiro y Maricet Cadalso decidieron en noviembre de 2018 dar vida a @ile_slowfashion, una marca cuyo objetivo es “acercarnos más a la tierra y tomar lo que nos brinda”, manteniendo siempre los principios de sostenibilidad y devolviendo a ésta, un mínimo de residuos bajo un sistema de confección zero waste.

A la hora de trabajar, se caracterizan por utilizar accesorios biodegradables y procuran trabajar con costuras clásicas e invisibles. Generando así prendas delicadas, de buena calidad, atemporales, elegantes, de cortes clásicos pero actuales y con un tejido natural que garantiza comodidad al vestir.

Pero esta dupla además de diseñar, informa. Ya que no solo venden prendas que responden al comercio justo, sino que también, colaboran en asesorías y procesos educativos, donde de alguna manera, intentan fomentar una conciencia sostenible en sus consumidoras.

Se definen como una marca de moda ética, frente a esto ¿Cómo lo hacen para que sus diseños respondan a dicho concepto?

Desde el momento en que pensamos trabajar bajo un sistema que reconozca los valores y derechos del equipo, ya estamos pensando en moda ética. Tratamos cada día de ser empáticas desde el proceso de producción, hasta el momento de compra.

¿En qué minuto de sus carreras decidieron unirse a la ola del “Slow Fashion”?

Desde la concepción de ILÉ nos sentimos identificadas con la moda sostenible, y esperamos algún día no tan lejano el “Slow Fashion” solo sea “Fashion”, pues entendemos que la industria conserva valores muy altos dentro del impacto en la contaminación ambiental.

¿Qué es lo más difícil de hacer moda ética?

Han sido varios los retos. Por ahora el mayor desafío ha sido mantener una variedad de productos acorde al mercado del vestuario y que a la vez responda a nuestros principios sostenibles. También lo ha sido encontrar los materiales adecuados: 100% naturales y de preferencia, orgánicos.

Sus prendas se caracterizan por el minimalismo y la neutralidad, pero, ¿esto es porque su propuesta la definieron así, o durante el proceso creativo tuvieron que adaptarla a la escasa variedad que hay en Chile de materiales nobles, éticos y que respondan a la moda sostenible?

Creemos que ha sido parte de un proceso de búsqueda de formas suaves, atemporales y acordes a diferentes tipologías de cuerpos. El hecho de hacer moda sostenible también significa producir el mínimo para no quedar con grandes stocks de productos, por lo que mantener una línea clásica permite hacer pequeñas variaciones de una temporada a otra sin perder nuestra esencia.

¿Qué otros atributos tienen sus diseños y qué tipos de prendas pueden encontrar las mujeres en ILÉ?

Empleamos accesorios biodegradables y procuramos trabajar con costuras clásicas e invisibles, por lo que se genera una pieza delicada y de buena calidad. Los clientes pueden encontrar en ILÉ ropa atemporal, de cortes muy elegantes pero actuales, con un tejido natural que garantiza comodidad al vestir. También pueden requerir nuestros servicios de asesoría en estilo personal.

¿Les gustaría llegar con la moda ética al mercado masculino?

¡Por supuesto que sí! Precisamente existen muchos hombres que nos han escrito pidiendo sacar pronto una línea de camisas, por ejemplo, y nos hemos sentido muy halagadas por eso. Esperamos sea muy pronto.

Sabemos que han participado de varios eventos e incluso sus prendas han formado parte de ReCloset ¿Qué las motivó a llevar su marca hasta dicha plataforma?

Sí, hemos participado, por ejemplo, en el desfile Fashion Manifesto en Montevideo Uruguay, junto a otras marcas que apuestan por la sostenibilidad, y  desde mayo formamos parte de Recloset con 13 de nuestras prendas. Le tenemos un gran aprecio a Mari, y su proyecto de clóset compartido nos parece una iniciativa muy novedosa para el mercado chileno. Ser parte de ello nos motiva a seguir trabajando en esta área y como marca nos permite medir la aceptación del público, así como mantenernos en constante intercambio.

¿Qué esperan lograr con su marca este 2019?

Esperamos evolucionar como marca, crecer junto a nuestras clientes en un pensamiento consciente y de comercio justo. En cuanto a la parte de negocio, nos vamos encaminando hacia una plataforma e-commerce que requiere de nuestra constante dedicación.  

 

Fotos: Instagram @ile_slowfashion

Comentarios

Kevin Cortes
Kevin Cortes

Periodista con mención en Comunicación Digital. Realizó su práctica profesional en Revista Mujer LT. Ama la moda y el styling masculino.

También te puede interesar

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com