Entrevista a Javiera Toro, barbera de Moustache Barber Shop: “Hay hombres que creen que porque uno no tiene barba, no puede dedicarse a esto”

Entrevista a Javiera Toro, barbera de Moustache Barber Shop: “Hay hombres que creen que porque uno no tiene barba, no puede dedicarse a esto”

En un lugar (@moustachebarbershop_cl) en el que predominan los hombres, se escucha de fondo el fútbol de la PlayStation -con la que los clientes y acompañantes amenizan la espera-, y donde las barbas son las protagonistas, se encuentra Javiera Toro (@purple.barbeer), una esteticista de 24 años que decidió hace 12 meses insertarse en un espacio que es considerado completamente masculino. Desde ahí ha demostrado que sabe mucho de barbería y navajas, pero también ha tenido que soportar algunos prejuicios con los que llegan los clientes.

“En la barbería se les hace sentir a los hombres en su zona. Y algunos, como este tema igual es reciente, no saben mucho y creen que es un trabajo solo de hombre”, explica.

Pese a ello, el objetivo de la Javi, como le dicen sus compañeros en Moustache, sigue siendo el mismo desde que decidió involucrarse en esta industria: “Quiero inculcar el tema de que los hombres también se pueden cuidar, dar un espacio de relajación, y con esto subir su autoestima”.

¿Cómo llegaste a la Barbería?

Yo estudié para ser esteticista e hice mi práctica como esteticista en un salón. Típico que en estos, le dan más énfasis al trabajo y corte en mujeres, pero como yo estaba recién empezando me asignaron a la parte de los hombres. Poco a poco empecé a agarrarle el gusto a la peluquería masculina. Luego hice un curso especializado en barbería y desde ahí empecé a trabajar solamente en esta área.

¿Qué te llamó la atención de ser barbera?

El poder culturizar al hombre, porque existen prejuicios de que solo las mujeres se pueden cuidar y a veces al hombre lo encuentran cursi por aplicarse un poco de crema. Entonce me gustó la idea de inculcar el tema de que los hombres también se pueden cuidar, dar un espacio de relajación, y con esto subir su autoestima. Encontré súper entretenido el tema de la barbería clásica, las toallas calientes, el perfilado de las barba y por sobre todo, que acá en Chile esté creciendo esta tendencia.

En cuanto a la llegada con los hombres, ¿has tenido problemas por ser “mujer barbera”?

Me ha pasado que creen que porque uno no tiene barba, no puede dedicarse a esto, es decir, no puede hacer barbas. Algunos, como este tema igual es reciente, no saben mucho y creen que es un trabajo solo de hombre. Pero hay otros que tienen preferencias por la mujer, porque dicen que somos más detallistas, delicadas y que asesoramos mejor con nuestra mirada femenina. Además uno igual tiene apego y amabilidad, y eso a los clientes les gusta.

¿Y los hombres chilenos se han interesado en esta área?

Sí, hoy en día está full power el tema, y creo que vamos muy bien encaminados porque cada vez son más los que se aplican aceites, usan pomadas y conocen el lenguaje. Ya no se pregunta tanto para qué es este aceite o en qué me ayuda. Los hombres se están preocupando más, y acá mismo en el barrio se ve, antes existían cuatro barberías ahora hay 15. Es más, las barberías están siendo una especie de Starbucks, las encontramos en cada esquina, y es por lo mismo, porque existe más demanda.

¿Y cómo es tu estilo en la barbería?

Soy bien clásica o neoclásica. Al principio me tocó atender a mucha gente mayor, entonces no se veía mucho el degradado, pero sí los cortes que eran bien peinados. Y digo neoclásica porque igual me gusta hacer cosas distintas, porque hay hombres que se atreven y porque me llama la atención el tema de las texturas y el freestyle.

¿Y cuáles son tus proyecciones en la barbería?

Como todo estilista, me gustaría tener mi local, con mi sello -que es más rockero-. También quiero perfeccionarme más, ir a cursos, workshops, porque en esto cada vez salen más tendencias y cada vez es más diverso. Por ejemplo ahora el hombre está incorporando color, y aunque es más urbano, se sigue dando el tema de los diseños.

¿Y en Chile hay oportunidades de crecer?

Sí, además existen excelentes barberías para seguir aprendiendo, como esta. También hay varios cursos y están viniendo exponentes desde el extranjero a enseñar. De todas formas, en el exterior está todo más claro e instantáneo, acá llega todo, pero desfasado. Por eso me interesa la idea de hacer un Working Holiday y perfeccionarme afuera.

 

Si quieren dejar su cabello y barba en manos de Javiera, la encuentran todos los domingos y lunes en @moustachebarbershop_cl (Avenida Italia 1337, local 15, segundo piso, Providencia).

 

 

Comentarios

Kevin Cortes
Kevin Cortes

Periodista con mención en Comunicación Digital. Realizó su práctica profesional en Revista Mujer LT. Ama la moda y el styling masculino.

También te puede interesar

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com