Experiencias de Moda: Jon Jacobsen, fotógrafo chileno en SHOWStudio, Londres

Experiencias de Moda: Jon Jacobsen, fotógrafo chileno en SHOWStudio, Londres
http://jon-jacobsen.com

Nick Knight se perfila en la historia como uno de los más grandes fotógrafos de moda, además de colaborador de diseñadores tan importantes como Yohji Yamamoto y Alexander McQueen. Bajo su creatividad surgió SHOWStudio, un espacio en Londres, Inglaterra, donde despliega todo su estilo digital, oscuro y diferente, uno que persigue la originalidad y frescura a través de la tecnología. Es aquí donde el fotógrafo y artista chileno Jon Jacobsen pudo instalarse por un tiempo para hacer una muy envidiable pasantía, una que aquí nos detalla ya de vuelta en Chile.

-¿Cómo llegaste a participar de esta experiencia en Showstudio? Cuéntanos en que consiste la Residencia Artística que obtuviste allí.

He colaborado con SHOWstudio desde el año 2015, cuando fui uno de los diez seleccionados para participar del SHOWstudio Fashion Film Festival. Desde ahí, la idea de colaborar a futuro quedó latente y este año se pudo concretar con esta residencia, la cual contó con el apoyo del British Council Chile.

Esta fue la primera vez que SHOWstudio recibe a un artista por un periodo tan largo. Anteriormente se habían generado instancias similares con talentos como Iris Van Herpen o Charles Jeffrey (Loverboy). donde creaban una pieza en vivo durante el día, pero nada de esta magnitud. Fue un experimento para ambos, ya que también se trató de mi primera residencia artística.

Formulamos un plan durante los dos meses de mi estadía, pero fue transformándose de manera orgánica según iba desarrollando mi investigación. Cada semana presentaba un resumen de mi proceso a través de Live Sessions y fue ahí donde Alex Box vio que estaba en Londres y me contactó. Luego de una reunión, la invité a colaborar conmigo para llevar a cabo esta serie. Luego se sumó King Kong Magazine con quienes organizamos el lanzamiento mundial a comienzos de mes, junto con un artículo completo sobre mi residencia en SHOWstudio.com.

La residencia concluyó en un proyecto que se titula ‘Die Verwandlung’ (La Metamorfosis) y es un estudio sobre la transformación del cuerpo humano a través del cuestionamiento de una identidad, el movimiento y la dicotomía entre lo orgánico y lo digital. ‘Die Verwandlung’ presenta mi visión de la moda a través de estudios de colecciones de Alta Costura 2017, donde rescaté conceptos del non-finito (principalmente de Maison Margiela, Rick Owens, Comme des Garçons), así como texturas que evocaban materiales de descartes y empaque (Craig Green y Chalayan).

– En el tiempo que llevaste trabajando allí, ¿cuál fue el reto más grande que afrontaste como creativo?

Creo que el reto más grande fue confiar completamente en lo que hago y cómo lo hago. Por ejemplo, para crear ‘Die Verwandlung’, rechacé la idea de trabajar con prendas de diseñador, puesto que a pesar de que estudié en detalle piezas de Margiela, Comme des Garçons, Craig Green y otros diseñadores que pude ver durante mi estadía, sentía literal y poco cercana la idea de crear una visión personal con el trabajo de otras personas.

Die Verwandlung expone mi identidad a través de la moda, la cual afronto desde aspectos sociales y cómo se manifiestan en un contexto: yo vengo de una clase trabajadora, donde se inventa con lo que tengo a mano. En SHOWstudio encontraron que era buena idea, así que con Alex Box decidimos crear un trabajo editorial recreando la sensación que me dejaron estas colecciones a través de materiales reciclados: bolsas, cartones, condones y prótesis usadas. Ésto me entrego una mayor libertad creativa, puesto que manejé los conceptos desde una perspectiva mucho más abstracta, que me permitió trabajar nuevas técnicas no tan vistas en el mercado internacional.

Ahora de regreso en Santiago, el reto ha sido mantener el estándar de esta visión para seguir generando material exportable desde un mercado más conservador. Aquí hay grandes talentos, pero son pocos los medios que avalan la creatividad como autor. Esto a la larga hace que nos frustremos y perdamos el norte, a lo cual me niego caer.

-No podemos dejar esta pregunta de lado: ¿Cómo fue conocer a Nick Knight? ¿De qué manera te ayudó en ese periodo y cómo ha sido trabajar con su equipo?

A Nick lo conozco hace más de un año. Es un ser muy tranquilo, curioso y seguro de su visión creativa. Como director de SHOWstudio se encarga que sus colaboradores y equipo se desenvuelvan con libertad y tiempo.

Cabe mencionar que el mercado editorial internacional funciona con mayor profesionalismo: las sesiones toman al menos dos días y existe una investigación detrás de cada sesión. No existe ‘la referencia’, por lo que la visión del director, estilista, maquillador, peluquero y el resto de los colaboradores se va construyendo con semanas de anticipación. La post producción, por otro lado, se reserva al menos un mes antes de ser publicada la revista. Esto permite que cada imagen se trate con la dedicación que merece, aprendiendo del proceso.

Durante el periodo de mi residencia, conversamos principalmente sobre nuestras observaciones respecto a la luz, el futuro de la imagen y el fashion film. También recibí directrices respecto a los aspectos potenciables en mi trabajo y cómo se puede proyectar dentro del mercado.

En Londres prima la eficacia y los equipos de trabajo funcionan de manera muy colaborativa; la confianza en el otro es importante. Esto fue un poco confuso al principio, puesto que mi experiencia en Chile ha sido un tanto lo contrario, pero fue cosa de tiempo para soltar las riendas y dejar crecer mi proyecto con el feedback de todos. Al fin y al cabo, mi misión era aprender y escuchar los consejos de talentos que admiro para evolucionar creativamente.

-Vivir y moverse por Londres supone también otras inspiraciones distintas a las que tenías en Chile. ¿De qué manera has incorporado esto a tu trabajo o por cuales elementos locales te sentiste influenciado?

Mis ideas nacen desde el cotidiano. Esté en Chile o en otro país, mis investigaciones se basan en observar la ciudad y los diferentes comportamientos frente a un mismo estímulo. En base a esto, lo que más influyó en mi trabajo fueron las largas caminatas que tomaba después del trabajo. Londres es una ciudad muy cultural y quienes la habitan dedican su tiempo para entender sobre arte y moda. Hay un interés genuino por el vestir y el hacer, los museos viven llenos. También hay mucho silencio y soledad, lo cual fue importante para estar conectado 24/7 con mi cabeza y mi proyecto, usando cada momento como material para generar ideas.

El clima afectó un montón y veía diariamente cómo las flores aparecían y daban bienvenida a la primavera. Logré armar un bagaje mayor de referencias que permiten reinventar cada proyecto y seguir completando mis observaciones sobre el cuerpo, su entorno y el retrato como lenguaje.

Por otro lado, pude visitar Dinamarca y conectarme con una parte de mi pasado que no conocía. Estar en una ciudad rodeada de sobriedad en su diseño y arquitectura me permitió generar grandes analogías respecto a los resultados que busco como artista.

-¿Qué le recomendarías a alguien que tiene pensado radicarse en Londres o atreverse a salir del país para trabajar en algo similar?

Tener cojones, manejar el idioma, juntar mucha, mucha plata. Dejar el ego de lado, saber escuchar, gestionar y presentarse con un buen portafolio. La competencia es grande, pero la perseverancia y el interés por surgir es bien premiado.

 

Fotos: Jon Jacobsen.

Comentarios

Andrea Martínez Maugard
Andrea Martínez Maugard

Periodista y Magister en Comunicaciones. Creadora de Martirio’s Way, un blog donde une la moda, la música y el cine, temas que mezcla de vez en cuando a través de sus posts en Viste la Calle.

También te puede interesar

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com