Las siluetas que ideó Cristóbal Balenciaga

Las siluetas que ideó Cristóbal Balenciaga

Esta semana marca el aniversario del nacimiento de dos grandes diseñadores: Christian Dior y Cristóbal Balenciaga. “Balenciaga es el padre de todos”, comentó alguna vez el mismo Dior, y por ello decidimos rendirle homenaje reuniendo algunas de las siluetas que ideó el diseñador de origen español, las que se extienden hasta hoy en pasarelas y nuevas generaciones.

En 1947, mientras su colega Christian Dior daba vueltas al mundo con el New Look, Balenciaga optó por lo contrario: la silueta barril. Abrigo ancho y cuadrado y chaquetas a tono marcaron la etapa, que solo fue el inicio de muchos otros logros. En 1955 presenta el vestido túnica, seguido del vestido saco hizo en 1957. Definitivamente, la influencia oriental de Balenciaga en sus formas introdujo toda una nueva manera de ver la moda, que hasta ese entonces se había enfocado en ajustar la cintura o bajarla tal como sucedió en los años ’20.

En 1958 apareció el vestido baby doll, otro logro centrado en cambiar la cintura. Varios vestidos llenos de tendencia asimétrica que hemos visto desde hace un tiempo, tienen su origen en otro modelo que apareció ese año: el vestido peacock tail. Balenciaga decidió rendir homenaje a las mujeres españolas que llevaban vuelos, lunares y grandes faldas, siempre poniendo en evidencia alguno de esos detalles en sus vestidos. Así, se convirtió en un pionero al poner dentro de las tendencias los mismo lunares –que reaparecen de la mano de Carolina Herrera y Oscar de la Renta-, incluso los trajes con línea barril o las líneas simples y puras que hoy vemos en el Balenciaga de Alexander Wang. Así que aun para muchos, Cristóbal Balenciaga sigue siendo el padre de todos.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta