El estilo de Daft Punk

El estilo de Daft Punk

Los cascos robóticos de Thomas Bangalter y Guy Manuel de Homem Christo son un ícono. Aparecieron en 2001, junto al disco “Discovery” y volvieron más fuertes que nunca este año con “Random Access Memories”, el último álbum del dúo. Pero antes de eso hubo una década entera de máscaras, pelucas y antifaces.

Lo primero que ocuparon fueron máscaras. Máscaras o antifaces que se podían encontrar en las calles y que los hacían parecer ladrones de banco o disfraces de Halloween. En esos años apareció su primer hit “Da Funk” (1995), y dos años más tarde el disco “Homework”. De este mismo álbum también salió la canción “Around The World”, donde el video clip ya muestra referencias alienígenas y esencias robóticas.

En 2001, el vestuario tuvo su gran giro. La dupla de amigos franceses que se conoció a los 12 años editó el disco “Discovery”, y con él el descubrimiento del look robótico futurista para sesiones de fotos, entrevistas, shows en vivo y videos propios. Los trajes fueron diseñados por Tony Gardner y la empresa Alterian, Inc., y consistían en cascos capaces de reproducir efectos LED, como la sincronización de imagen, texto y música en las pantallas de los cascos.

El traje insignia del grupo les trajo fama, reconocimiento y privacidad. El look quedó como estampa tanto en conciertos como en la película Electroma (2006), y de ahí en adelante ha ido evolucionando en detalles. Entre 2005 y 2013, el dúo estrenó chaquetas de cuero negro y cascos más simples, haciendo desaparecer la tecnología LED por visores completamente oscuros y un look más elegante y clásico.

Este año fue el gran regreso de Daft Punk. El cuarto disco de estudio de su carrera consiguió toda la atención gracias al éxito de “Get Lucky”, el primer single. El grupo tuvo una sesión de fotos con Vogue, cuatro nominaciones a los Grammy del próximo 26 de enero en Los Ángeles, Estados Unidos, y más de 7,3 millones de copias vendidas solo por este primer sencillo.

 

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta