¿Un nuevo hallazgo tecnológico? Nervous System desarrolla vestidos y joyas de “impresión 4D”

¿Un nuevo hallazgo tecnológico? Nervous System desarrolla vestidos y joyas de “impresión 4D”

Sin duda la alguna la impresión 3D se va convertido en una de las tecnologías más bulladas de los últimos años y que promete una revolución en la industria de la moda y el diseño. Sin embargo, el estudio de Massachusetts Nervous System ha llevado la impresión 3D un paso más allá produciendo una línea de joyas e vestuario que, a partir de ésta tecnología, pueden adoptar distintas formas y ajustarse de diversas maneras a una silueta. Estamos hablando de la nueva impresión 4D.

Actualmente la impresión 3D permite imprimir piezas rígidas que a través de un proceso de ensamblaje permiten la construcción de objetos de mayor tamaño y con capacidad de movimiento, como el es caso del emblemático vestido que Dita Von Teese utilizó en Marzo de este año. Sin embargo, el proyecto Kinematics del estudio Nervous System ha permitido desarrollar prototipos de joyas y vestidos que desde el mismo momento en que son impresas –y sin necesidad de ensamblaje alguno- permiten adoptar diversas y complejas formas, caídas y movimientos.

¿Y cómo es que funciona todo esto? Los diseñadores Jessica Rosenkratz y Jesse Louis-Rosenberg han desarrollado un software que permite dar a cualquier modelo 3D una estructura flexible, esto a través un complejo patrón de múltiples triángulos unidos por bisagras incorporadas en el diseño. De esta manera, la pieza final –por ejemplo un vestido- se imprime utilizando un modelo donde se comprime lo más posible el diseño, optimizando así el espacio de la impresora. Como resultado final se obtiene un objeto comprimido que una vez listo se despliega y alcanza su tamaño final.

Jessica Rosenkrantz comenta que con la impresión 4D “el diseño se transforma en el resultado final sin [necesidad de] labores manuales”. Por otra parte las siluetas impresas presentan varias ventajas, las cuales van desde una manera más rápida de obtener las piezas, de manera más barata, pero por sobre todo esta tecnología permitiría imprimir objetos de mayor tamaño ocupando un menos volumen de espacio.

Actualmente el estudio está trabajando en dos proyectos principalmente: un vestido y una línea de joyas que se adaptan al cuerpo y necesidades del consumidor. A partir de un escaneo 3D del cuerpo del usuario se genera un modelo de la prenda con el patrón deseado, en donde la rigidez y el comportamiento final del vestido puede ser controlada con anterioridad por las características del patrón triangular que finalmente permite su movimiento. Posteriormente el modelo digital se comprime a su menor expresión, el cual es impreso y “descomprimido” una vez listo.

Por otra parte, la línea de joyas que opera bajo la misma lógica y permite a los compradores customizar las piezas que quieren comprar, esto a través de una aplicación desarrollada especialmente por Nervous System. “Creemos que la mayor ventaja de Kinematics es que puede transformar cualquier forma tridimensional en una estructura flexible para impresión 3D”. Una nueva manera de comprender el diseño, sus prototipos y objetivos finales ha llegado. Ahora ¿cuál será su impacto?

[vimeo]http://vimeo.com/80287226[/vimeo]

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta