Las colaboraciones entre diseñadores y el retail – Parte 2

Las colaboraciones entre diseñadores y el retail – Parte 2

Colaboración por José Ilabaca Santibáñez

Hace unos días abordamos las implicancias para los diseñadores de colaborar con el retail y hoy analizaremos la otra cara de la moneda: las ventajas para las grandes marcas del comercio de contar con el trabajo de diseñadores en sus vitrinas. Después de todo, el fenómeno del trabajo conjunto entre los gigantes de la industria de la moda y diseñadores independientes ha traspasado los confines del retail, incorporando creaciones de diseñadores en la industria musical, del deporte, en artículos electrónicos e incluso en los envases de Coca Cola. ¿Coincidencia?

Lo cierto es que hoy las empresas están dando un giro en cuanto a sus propuestas de fidelización y atracción de público. La máxima de Henry Ford, “Puedes tener el auto del color que quieras, siempre y cuando sea negro”, ha quedado en el baúl de los recuerdos de las estrategias de marketing pues hoy las firmas han comprendido que cada individuo busca algo en específico. En el fondo, nos hemos convertido en compradores más quisquillosos, selectivos, críticos y menos temerosos.

Pensemos por un momento en las marcas propias de los retailers. ¿Has comparado el precio de las prendas de Falabella, París o Ripley con las de H&M, Zara o Ellus? De seguro notas que los precios se van acercando cada vez más y que la calidad, tanto en construcción de la prenda como en su diseño, ya no resulta tan dispar. ¡Sorpresa! ese es uno de los objetivos de las firmas al asociarse con diseñadores: elevar el umbral de calidad y reconocimiento de sus productos para obtener una mayor afluencia de públicos, generar clientes más leales y finalmente contar con un mayor rango de precios para actuar.

¿Cómo se logra? Resulta que cada diseñador posee una marca con una historia, con valores asociados, con un público objetivo y con mucho más. Algunos son reconocidos por su destreza y la infalible calidad de sus creaciones, la osadía de sus prendas o la elegancia que evocan sus diseños, solo por mencionar algunas cualidades. Estos atributos son a lo que las firmas buscan aferrarse con tal de responder de mejor manera a nuestras demandas. Al final, la tendencia de comprar por “marca” está dando paso a la necesidad de adquirir aquellos productos que estén en sintonía con nosotros, que respondan a nuestras expectativas –de diseño, calidad, costo/ beneficio, etc.- y permitan potenciar nuestros estilos. Es decir, buscamos productos que nos entiendan y, por ende, nos acercaremos a las tiendas que los tengan.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta