Flashback: El estilo de River Phoenix

Flashback: El estilo de River Phoenix

Antes que Joaquin se convirtiera en uno de los actores más renombrados de esta generación –y también en uno de los más extraños-, la familia Phoenix tenía su propia estrella en el cine. River era el emblema de cine más independiente de los ’90, aun cuando coqueteó con Hollywood de diferentes manera; sin embargo, su estilo inconfundible lo mantienen como uno de esos grandes mitos de la pantalla.

 

Como una especie de James Dean de la Generación X, River Phoenix se estableció como un auténtico talento del cine a pesar de filmar unas pocas películas, que en su caso comenzaron a aparecer cuando protagonizó el clásico de la novela de Stephen King, “Stand by Me”. Con apenas 16 años, decidió que lo suyo era seguir persiguiendo roles, que lo llevaron a convertirse en una versión joven de Indiana Jones en “Last Crusade” además de un drogadicto gay en el clásico de Gus Van Sant, “My own private Idaho”, junto a su amigo eterno, Keanu Reeves.

Aun cuando se mantuvo alejado del sistema típico del cine, Phoenix mantuvo varias amistades y coqueteos con otras estrellas, asistiendo incluso a premiaciones como los Oscars, para los cuales obtuvo una nominación en 1988. Junto a Johnny Depp, Flea de los Red Hot Chili Peppers y Samantha Mathis –su co estrella y pareja en “The thing called love”-, Phoenix tenía su propio círculo de amistades, el mismo que lo vio desplomarse y morir en la calle fuera de un club a los 23 años, todo por su adicción a las drogas.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta