A 30 años del power suit

A 30 años del power suit

En los años ’40, la silueta femenina mostró blazers de hombros marcados y cintura ajustada, dándole fuerza al look femenino. Sin embargo, la verdadera revolución estética aferrada a la laboral viene de la mano de los ’80, cuando diseñadores como Giorgio Armani, Liz Claiborne y especialmente Donna Karan consagraron el power suit como símbolo del éxito profesional femenino.

La sigla “Dress to Success” o vestir para triunfar era la que prevalecía, mientras las mujeres tomaban notoriamente puestos gerenciales que antes estaban relegados a los hombres. En 1984, el 49% de los estudiantes universitarios eran mujeres, Margaret Thatcher era la Primer Ministro británica pero aun existían muchas diferencias entre los sueldos recibidos por ellos y ellas. Sin embargo, en cuanto a imagen, los blazers y faldas lápiz se multiplicaban por montones en oficinas y empresas.

Wall Street era también el ambiente de moda de los yuppies o jóvenes profesionales de los ’80, donde el power suit era el símbolo de la era. A través de películas como “9 to 5”, “Baby Boom” y especialmente “Working Girl”, el sueño americano femenino de escalar laboralmente a través de buenas ideas pero también de un vestir completamente impecable, era lo que regía popularmente y para ello estaban los neutros trajes de Calvin Klein y por supuesto, los famosos power suits de Donna Karan del año 1984.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta