Hiroko Koshino, la primera japonesa en la Alta Moda italiana

Hiroko Koshino, la primera japonesa en la Alta Moda italiana

Coloridos estampados, vestidos suavemente femeninos pero muy originales y una trayectoria de más de más de 50 años mantienen a Hiroko Koshino como una leyenda viviente de la moda japonesa. Al igual que otros de sus contemporáneos, fue capaz de romper la barrera del lenguaje e instalarse en occidente con un estilo muy particular, llegando a convertirse en la primera diseñadora japonesa en presentar sus colecciones en Alta Moda de Italia, pasarela de alta costura en Roma en 1978.

 

Graduada de Bunka Fashion College en 1961, a fines de los ’70 se consagró en la industria gracias a una serie de apariciones de sus prendas en revistas como Harper’s Bazaar y Vogue. Luego de su paso por Italia, decidió mostrar sus prendas en París, lugar donde se presentó hasta 1993. Sin embargo, el año 2009 regresó a esta ciudad, donde aun presenta sus colecciones con gran éxito. Junto a la línea de alta costura, Koshino mantiene una de pret-a-porter, otra enfocada en la mujer más adulta, otra de corte juvenil y una última dedicada a proponer vestuario profesional.

Hoy, la diseñadora se mantiene como uno de los nombres más grandes e influyentes en la moda japonesa, además de ser reconocida como una gran amante del arte. Su trabajo en caligrafía es también alabado, mientras su casa es hoy todo un museo: Koshino decidió transformar su antiguo espacio en un lugar donde más de 40 obras de diferentes artistas conviven ante el ojo público, pues cualquiera puede visitar en espacio ubicado en Ashiya.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta