Richard Sharah, el maquillador de Visage, Bowie y Zandra Rhodes

Richard Sharah, el maquillador de Visage, Bowie y Zandra Rhodes

El estilo New Romantic surgió directamente desde las discotheques más underground de Londres a fines de los años ’70, llenado un espacio que pronto la cultura popular conocería. Blusas con vuelos, terciopelo, colores metalizados pero especial énfasis en pelo y maquillaje venían de la mano con el look, que a través del maquillador Richard Sharah se vio representado a través de los diferentes artistas que impulsaron el estilo.

Dice la leyenda –y la película sobre la vida de Boy George, “Worried about the boy”, que David Bowie visitó a los famosos Blitz Kids para escoger a sus acompañantes en el nuevo video que filmaría, Ashes to Ashes (1980). Así, se llevó a Steve Strange entre otros acomodándolos en un personaje para la nueva era llamada Pierrot, el que tomó estilos al vestir y maquillaje prestado de la subcultura londinense. Gracias a Sharah, Bowie, Strange y los demás mantuvieron vivo el retrato de los new romantics con un popular estilo en pelo y maquillaje, algo que el artista replicaría luego con Gary Numan e incluso en editoriales de moda en Vogue, Harper’s Bazaar y Pol Magazine. El maquillador, que comenzó su carrera en Australia trabajando para Revlon, ahora veía el camino freelance como una manera de trabajar en moda, cine (con películas de Roger Vadim) y música, mostrando el look new romantic en el mundo.

Sharah también se encargó de dar vida a la estética de “Fade to Grey”, el video y canción más famosa de Visage, el grupo de Steve Strange. Pero su colaboración con la diseñadora Zandra Rhodes fue quizás la más duradera y popular; no solo se encargó de maquillarla y peinarla en sus apariciones en revistas, sino también de idear sus posters promocionales para las colecciones de fines de los ’70, principios de los ’80, además de trabajar codo a codo junto a David Bailey, Clive Arrowsmith o Barry Lategan en las ediciones de Vogue.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta