Diseño sensorial: Una apuesta al bienestar del futuro

Diseño sensorial: Una apuesta al bienestar del futuro

La vista y el tacto son los dos sentidos más explotados nuestra relación con la moda y es desde ahí que se establecen la mayoría de las relaciones con ésta. Sin embargo, la investigadora y docente de la escuela Central Saint Martins ha trabajado por cambiar este panorama incluyendo el olfato como un sentido fundamental en el rol que la moda podría tener en nuestro futuro y generando un impacto a nivel de nuestra salud física y mental.

Jenny Tillotson ha desarrollado una carrera en relación a la investigación en torno a los aromas, y fundamentalmente, cómo éstos se relacionan con las reacciones y emociones de las personas. Por otra parte, la investigadora identifica el vestuario como una pieza fundamental que acompaña nuestra cotidianeidad, y ve en éste un enorme potencial hasta ahora insospechado para impactar la vida y bienestar de un sujeto. Desde su manera de ver las cosas el diseño es un medio para satisfacer las necesidades de las personas, y este proyecto parece apuntar directamente a este principio.

Scentsory Design o Diseño Sensorial es el nombre de este ambicioso e innovador proyecto que consiste en una colección de vestuario que da un rol protagónico a los sentidos, en particular al olfato, en donde a través del uso de nanotecnología se detectan los estados de ánimo del usuario como estrés o angustia y responde a ellos expulsando aromas específicos en determinadas parte del cuerpo por medio de un sistema que imita los vasos capilares del cuerpo y que serán captados por el sistema límbico, dando como resultado una regulación de esas emociones o sensaciones.

El poder del olfato radica en su capacidad para evocar y generar emociones, esto debido a la relación directa que éste tiene con el sistema límbico, zona del cerebro que a grandes rasgos controla las emociones humanas. Así, las sustancias olfativas tienen la capacidad de modificar la actividad eléctrica del cerebro, y en consecuencia, para potencialmente incrementar el bienestar de una persona.

La idea de unir las emociones y los sentidos a la indumentaria permitiría brindar ayuda terapéutica y efectiva a personas susceptibles a insomnio, bronquitis, baja concentración, presión alta y depresión, esta última una de las enfermedades que más ha crecido y seguirá creciendo en los próximos años. Scentsory Design se ubica entonces como una iniciativa que, aunque aun en desarrollo, plantea la increíble posibilidad de que además de poder expresarnos diariamente por medio del vestuario, también podamos integrar el bienestar a nuestra cotidianeidad por medio de él.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta