Desde Barcelona: los looks del Primavera Sound 2013

Desde Barcelona: los looks del Primavera Sound 2013

Colaboración desde Barcelona por Andrea Pinto.

Mientras aquí vivimos el primer día del invierno, en el hemisferio norte están cada vez más entrando en calor y preparándose para los días de verano. Un poco atrasados, traemos esta nota para mostrar lo que fue la pasada edición del Primavera Sound, el “start” para la temporada de festivales europeos. Sin tanta celebridades como su primo hermano de Estados Unidos, el famoso Coachella, el festival que se lleva a cabo en Barcelona trae a personas de todos los rincones del viejo continente. En la cartelera, los exponentes más esperados de este año fueron Phoenix, Take Impala, The Knife, Blur y My Bloody Valentine.

A pesar del frío que hizo para esta edición del Primavera Sound, nadie se quitó las ganas de crear sus propios looks festivaleros. Al revés: la sensación fue que todo estaba muy bien pensado para que todos los que querían ver y ser vistos. Sabemos que no es nada nuevo que la música y la moda caminen juntas, que nos cuente algo si no Vivienne Westwood y Sex Pistols; uno siempre influencia al otro.

Últimamente los festivales mundiales son una gran fuente de investigación del Street Style. Para algunos de los que pagan sus entradas es más importante los looks que se van a llevar en el festival que las atracciones en si. Todos esperan sus 15 minutos de fama. Así, sobrevolando los diferentes estilos que se vistieron para esta edición del festival, destacamos el imperio de la moda vintage y el triunfo de las tiendas de segunda mano.

Los españoles en sí son un poco más moderados al vestirse, pero la gran mayoría de los chicos llevan sus barbas bien recortadas y sus looks impecablemente bien pensados. Los lentes fueron un tema aparte, ya nadie va un festival sin sus gafas favoritas, como las retros Rayban Wayfarer, o el hit de la temporada, redondas y con los cristales reflejados. La presencia e influencia de Lana del Rey y sus coronas de flores también estuvieron presentes. Los estampados étnicos poco a poco se fueron introduciendo en medio las producciones. Una moda práctica, cómoda, para aprovechar el festival y para bailar hasta el próximo día.

Fotos cortesía de Max Segura.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta