Clueless: Desde el épico closet de Cher al de las adolescentes noventeras

Clueless: Desde el épico closet de Cher al de las adolescentes noventeras

¿Quién no soñó con poseer el mítico y épico armario que tenía Cher Horowitz en su habitación? No era solo el armario que Cher cuidadosamente administraba por color, temporada y marca, sino también el programa computarizado de lujo que le ayudaba a elegir sus combinaciones. Hablamos de la mítica Clueless (Despistados en Latinoamérica), donde Cher y compañía, además de su increíble clóset, las tendencias de la época, las compras y el estilo, fueron el eje esencial para el desarrollo de la historia.

La series televisivas y películas de los años 90′ sin duda sirvieron de inspiración para muchos. Ya lo vimos la semana pasada con el caso de Clarissa lo Explica Todo, quien sin quererlo se transformó en un icono de la moda noventera. Pero esta película y serie, marcó pauta de moda siendo ésta su intención desde un comienzo.

Si bien existió tanto una película como una serie, la alta sociedad de Beverly Hills tomó el protagonismo de ambas. Cher (Alicia Silverstone en la película, Rachel Blanchard en la serie) y Dionne (Stacey Dash), adolescentes millonarias de estilo “Preppy West Coast” (como fueron denominadas en la época) eran el reflejo del lujo en pantalla. Faldas a cuadros, zapatos de plataforma Mary Jane, abrigos, cuellos o chaquetas con plumas, charol, mochilas miniatura y grandes sombreros transformaron a estas chicas en iconos de la moda a mediados de los años 90′.

Series como Gossip Girl o The Hills poseen una clara inspiración de esta trama.

Con los 90′ siendo una época en que los consumidores empezaban a obsesionarse por las etiquetas, ésta fue de las primeras películas que reconocían a marcas de diseñadores, tiendas de lujo o grandes almacenes, lo que era una mina de oro publicitaria para ellos, pues Cher se transformó en el modelo a seguir de muchas adolescentes y es ella misma que con frases únicas dió a entender lo que la moda empezaba a construir:

“Cher, ¿Qué diablos estás usando?”

“Un vestido, Papá.”

“¿Según quién?”

“Calvin Klein.”

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta