Weareable Food: Los vestidos de comida de Sung Yeon Ju

Weareable Food: Los vestidos de comida de Sung Yeon Ju

El límite entre las artes visuales y la moda no siempre ha sido muy claro, observándose a lo largo de los años un constante coqueteo entre ambos campos creativos. Un nuevo y claro ejemplo de esto lo ofrece la artista koreana Sung Yeon Ju, quien con una maestría que ya envidiarían varios de los grandes diseñadores mundiales, ha confeccionado elaborados y detallados vestidos que podrían conformar una colección. Sin embargo, hay un detalle que vuelve la obra de Sung un híbrido mucho más interesante. La materia prima de sus creaciones son frutas y verduras.

Aunque no es un proyecto nuevo, merece la pena poner atención sobre “Weareable food”, la serie de obras que Sung Yeon Ju viene trabajando hace más de dos años y que aun continua vigente. De la mano de su fiel cámara fotográfica esta artista visual inmortaliza potentes creaciones realizadas a partir de la experimentación con las formas y texturas de diversos vegetales y frutas, con las cuales compone y da vida a una pieza de vestuario que, aunque no es usable a diario, contiene una propuesta estética y de diseño innegable.

El trabajo de Sung juega de manera ingeniosa y bella con el sentido del vestuario y la comida, otorgando un nivel de contradicción que la hace aun más atractiva. Ambos elementos que son despojados de su funcionalidad básica (vestir y alimentar) para ser puestos en un contexto creativo que permite una reinterpretación de su sentido y la posibilidad de reflexionar sobre su rol en nuestras vidas. Las creaciones de Sung son una manera de acceder a su mundo creativo, el cual se ubica entre la realidad y la fantasía, en donde la contradicción es tolerada y las obras finalmente desaparecen, aunque un registro fotográfico nos permita pensar lo contrario.

A continuación les dejamos un video del proceso creativo de una de sus obras, el cual a grandes rasgos implica: el trabajo con los alimentos, componer imágenes y patrones a partir de ellos, la impresión en papel de algunos de ellos y finalmente la creación y diseño en maniquí de sus piezas de vestuario vegetal. Un trabajo meticuloso que tiene como resultado un impacto visual que no puede sino dejarnos con la boca abierta.

Comentarios

También te puede interesar

Deja una respuesta